Archivos mensuales: septiembre 2014

Bon Iver

Un descubrimiento para las tardes tranquilas de invierno. No me puedo atribuir el mérito, que es enteramente de Magda.

Bon Iver es un grupo americano, una amercan indie folk band. Casi nada 😉 . Aunque yo no los había oído jamás resulta que tienen un par de Grammys y han estado nominados a los Brits. Hablo en plural pero realmente es el grupo de Justin Vernon, nada más y nada menos que un multi-instrumentalist, singer, songwriter and producer.

Etiquetas aparte, aquí va una versión de “I can’t make you love me” (la letra para que cantéis 🙂 ). He intentado buscar otras versiones comparables, pero suenan artificiales comparadas con ésta. La de Adelle después de oír ésta me parece apresurada y forzada.

 

Sí, pone una voz de falsete curiosa, pero controlada y que es capaz de mantener sin problemas. Canta también con su voz natural cuando quiere, como al final del vídeo anterior.

Sacó 2 discos, el último hace 3 años, en 2011. Dijo que llevaba dos años demasiado intensos, y que para seguir componiendo necesitaba descansar, experimentar otras cosas. No podía obligarse a componer, así que lo dejaba, quizá para siempre.

Una del primer disco, que grabó en una cabaña perdida:

 

Está la ha versionado Ed Sheeran, otra del disco hasta Peter Gabriel, y alguna otra Passenger. Por supuesto hay múltiples versiones disco / electro / chill-out.

Y ahora una del segundo disco, con más músicos:

 

Sí, es música casi demasiado tranquila, pero me parece buena música, y en el momento adecuado perfecta ¿Qué os parece?

Especies en peligro

Para ablandar vuestros corazoncitos después de hacer tanta mala sangre con la política mundial, un poco de animales entrañables 🙂 .

 

Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza

La IUCN (por sus siglas en inglés) es la organización internacional que publica la lista de especies en peligro, clasificadas por su proximidad a la extinción. Según su web su misión es la siguiente:

IUCN, International Union for Conservation of Nature, helps the world find pragmatic solutions to our most pressing environment and development challenges

No se enfocan sólo en los animales, sino que abordan problemas como la escasez de agua potable, la explotación de los terrenos cultivables en África, etc.

Bueno, que me voy del tema. El caso es que en 2014 se celebra el 50 aniversario de su famosa lista roja de especies. Esta lista es muy técnica. Los criterios de evaluación se pueden descargar en un pdf y las fichas de los animales no tienen fotos espectaculares. Casi es más práctico consultar la clasificación en la Wikipedia o incluso la que mantiene la WWF con interesantes fichas.

Entre las más amenazadas están por ejemplo…

 

Leopardo de Amur

 

Leatherback turtle (la tortuga más grande del mundo)

 

Gorila de montaña

 

Los gorilas han perdido un 80% de su población en las últimas tres generaciones, y del leopardo de Amur no quedan ni 50 adultos. Esto hace que cumplan los criterios para ser clasificadas como “critically endangered”.

Las tortugas sin embargo son motivo de discusión. El tema de los criterios es más serio de lo que parece, porque establece una clasificación objetiva del riesgo real, y permite también enfocar los esfuerzos en las especies más amenazadas. No hay recursos infinitos y hay que priorizarlos, y la lista de la IUCN es una palanca muy importante para conseguir fondos para distintas organizaciones.

La tortuga corácea (dermochelys coriacea, o leatherback turtle) no va a extinguirse como especie global, pero sí lo harán todas sus subespecies excepto una para 2040. Esto significa que muchos ecosistemas se van a ir al garete, aunque la especie como tal sobreviva en el Atlántico Norte.

Este tipo de discusiones y criterios objetivos me gustan. No los criterios en sí, sino la profesionalidad y la labor objetiva de su trabajo. Ya no vale decir que son cuatro melenudos ecologistas. Estamos hablando de cosas serias, de priorización de recursos, de valoraciones objetivas de riesgos, de amenazas reales sobre ecosistemas.

 

Nuestro granito de arena

No es cuestión de ser un apasionado de los animales. Es cuestión de darse cuenta de que somos parte de ecosistemas, y que si caen otras especies acabaremos cayendo nosotros. Se está comentando mucho últimamente el problema de las abejas. Como son polinizadoras de muchas de las plantas que comemos, su extinción nos puede dejar bien jodidos. Los gorilas están más lejos, pero a largo plazo por supuesto que se notará.

Creo que todos cumplimos el mínimo moral de reciclar lo posible, consumir recursos (agua principalmente) de forma responsable y mantener una actitud crítica hacia todo lo que amenace la naturaleza. Podemos también incluirlo como requisito en los programas políticos de aquellos partidos a los que votemos. Y si nos sentimos generosos afiliarnos a WWF (no Tas, no es un fondo para la jubilación de Hulk Hogan) u otras organizaciones similares.

Como parte de la concienciación social podemos echarles también una mano en la medida de lo posible a la gente de Artimalia.org, ya que nos caen muy cerca  😉 .

¿Alguna otra idea para ser de útilidad al planeta?

 

El doble filo de la transparencia – Mini ejemplo hospitalario

Carin’4ya, or killin’ya bro

Una de los cambios de actitud que más pedimos en este foro-blog al gobierno español es que debe ser más transparente. Este es un concepto básico indispensable para mejorar el nivel democrático.

Sin embargo, conviene empezar a plantearse también hacia qué derroteros nos va a llevar o qué nuevos problemas va a causar la transparencia. Pongo el último ejemplo que me he encontrado y que tiene que ver con la NHS (National Health Service) del Reino Unido. Vamos, la Seguridad Social de allí. La comparación es justa porque los sistemas, aunque diferentes, son ambos universales y gratuitos – más o menos. No se pagan facturas, vamos.

En España no sé si puedes elegir el hospital en el que te tratan o si te derivan al que te toca y ya. En Reino Unido puedes elegir el hospital e incluso igual también qué doctor especialista quieres que te trate (al igual que eliges tu médico de cabecera).

¿Cómo se elige esto? Pues bueno, hay páginas webs muy buenas que te orientan: Si necesitas elegir hospital para una consulta sencilla, tratamientos crónicos (tipo diálisis) o una radiografía, probablemente la cercanía a tu casa o tu trabajo  sea más determinante. Si te planteas una operación a corazón abierto, ya la cosa cambia… Y aquí entran las páginas oficiales de Rankings de Hospitales que valoran y evalúan determinados parámetros, como higiene, calidad de la comida, nivel de recomendación del personal que trabaja en ellos (que me parece muy interesante, aunque ya no sé si incluye personal sanitario sólamente o también personal no sanitario), infecciones y ojo, tasas comparativas de mortalidad.

UCL – De los mejores hospitales (son varios en el mismo campus). Rebaños de pacientes aproximándose.

Estas estadísticas dejan muy mal a muchos hospitales. Y por supuesto otros tienen unas valoraciones asombrosas. También destapan escándalos varios. Eso es primordial para controlar la calidad y hacer que las cosas mejoren.

Sin embargo en el día a día no tengo muy claro cómo controlan que las listas de espera no se disparen en algunos hospitales y en otros no. También el sistema es diferente. No estoy seguro de que lo que voy a escribir ahora sea cierto, pero creo que los hospitales aquí son todos concertados. Un hospital con buenas valoraciones conseguirá más pacientes (tanto públicos como privados), que permitirá más ingresos para ampliar instalaciones, conseguir mejor equipos…

Creo que el sistema es así porque la razón por la que llegué a estos rankings fue porque estaba valorando un tratamiento no cubierto por la NHS en un hospital público (sección de pacientes privados). En al web del hospital dicen que el coste de mi tratamiento “ayudaría a financiar pacientes de la NHS” – algo que tampoco entiendo muy bien, pero vamos, que no es el punto principal de este post.

Matadero, aparentemente.

El punto principal es que con la llegada de la transparencia, algunos servicios públicos van a enfrentarse a valoraciones y en España los ciudadanos no van a poder librarse de ciertas preguntas:

– ¿Qué pasaría si la mortalidad del Hospital de Tudela es bastante mayor que en el Hospital de Navarra? ¿Podremos elegir?

– ¿Aparecerán hospitales de primera o de segunda? ¿Comunidades autónomas de primera y de segunda? De hecho estoy ya ocurre, pero la población no se encuentra los datos tan en la cara y en unas unidades tan sumamente relevantes como “índice comparativo de mortalidad”

Todo esto afectará a muchos otros servicios: No sé si actualmente ya existen estadísticas comparativas de resultados escolares de colegios públicos, de institutos (aunque eso se acaba más o menos sabiendo… o no?), criminalidad en términos absolutos, criminalidad contra presupuesto de comisarías,… No se me ocurren muchas opciones a bote-pronto, pero seguro que saldrán más, de igual modo que nunca se me habría ocurrido solicitar un ranking de hospitales cercanos a mi área. Igual muchas de estas estadísticas ya existen, no lo sé, pero me ha sorprendido que desde las páginas web de la NHS te animan a consultar los rankings.

El primer efecto es que la gente preferiría unos servicios a otros, lógicamente, pero los españoles creo que no pueden elegir, o tienen una capacidad de elección limitada. El hospital de Lambeth (mi barrio) no es malo, pero puedo elegir irme al St Thomas, que también está en mi borough y además igual me tocan vistas al Big Ben – tiene una ubicación inmejorable. En España hoy por hoy el problema puede guetificarse mucho más. Además, muchos de los problemas serán causados por el perfil demográfico de la zona (esto tampoco es una excusasiempre) o falta de fondos – es decir, causas más o menos externas. Sin embargo, también puede ocurrir que haya mala gestión o malos profesionales. La mayoría de estos servicios públicos se ofertan por oposición y aunque se encontrara a las ovejas negras,  hoy por hoy en teoría es posible echarlas, pero en la práctica esto no ocurre – salvo que estas estadísticas pudieran blandirse como razón para expediente – con los riesgos que ello conlleva también…

Otro problema es interpretar las estadísticas. Yo supongo que los hospitales de Southport tendrán una tasa de mortalidad altísima, pero es que en ese pueblo costero en el que pasé un verano, la mayor parte de la población son jubilados y hay muchas residencias de ancianos. Si lo sabes y tienes un mínimo de sentido común te das cuenta, pero si no – a no ser que las estadísticas se adapten a la demografía – los simples y los populistas se echarán las manos a la cabeza…

El caso que transparencia sí, pero tenemos que empezar a pensar como vamos a flexibilizar estos servicios públicos – incluyendo política, of course – en los que van a aparecer lacras por todos los lados. Mejorar la calidad, mantener la igualdad de condiciones y usar todas las herramientas justas a disposición de las adminstraciones – que por Dios deberían ser buenas gestoras también…

Milicianos

Lo de Ucrania está claro que es un cachondeo. Lo que me da a mí más risa (por no hablar de llanto) son los “milicianos prorrusos”.

A mí la descripción me suena a señores sin formación militar que en defensa de su patria cogen armas y se echan a la calle. Supongo que cualquier cazador, o incluso uno de nosotros con media hora de formación, puede manejar una escopeta. Ahora, como de táctica militar no tenemos ni pajolera idea, cualquier ejército moderno con una instrucción militar mínima nos hace picadillo. Ya no te digo nuestras escopetas de caza contra los fusiles de asalto…

Milicano prorruso en Ucrania
Milicano prorruso en Ucrania

Total que veo la foto anterior y me entran las dudas sobre la definición. Este tipo va bien equipado y maneja un arma que a mí me parece de película de cienca-ficción. Vamos, que me pongo yo unos pantalones marrones y mis gafas de buceo y casi igualito. Seguro que me echan la foto y aparezco mirando por el agujero del cañón.

Según la Wikipedia:

El término milicia es hoy en día un término utilizado para referirse a una fuerza militar compuesta solamente de ciudadanos, los cuales se dedican a la defensa de su pueblo o nación, la aplicación de la ley de emergencia, o de paramilitares de servicios, en momentos de emergencia, y que no reciben ningún salario regular ni se han comprometido a un plazo fijo de servicio.

Me falta saber quiénes son “paramilitares de servicios”. Supongo que se refiere a los mercenarios de toda la vida, y aquí ya igual sí que cae esta gente.

La definición de la RAE parece confirmar mis sospechas:

milicia.

(Del lat. militĭa).

1. f. Arte de hacer la guerra y de disciplinar a los soldados para ella.

2. f. Servicio o profesión militar.

3. f. Tropa o gente de guerra.

4. f. Coros de los ángeles. La milicia angélica.

Supongo que en este caso nos referimos a la tercera acepción. Desde luego esos tipos son “gente de guerra”, de eso no me cabe duda.

Lo que no me gusta es el uso del término en las noticias, porque parece que se refieren a civiles normales que han atracado la armería más cercana y se enfrentan al ejército de Ucrania. Son mercenarios y soldados rusos en misión de guerra, y no entiendo cómo nadie habla claro en las noticias.

Tengo la sensación de que Putin se está riendo del mundo y encima se va a ir de rositas. ¡Tercera guerra mundial ya!

😛