Archivos mensuales: Diciembre 2014

Material de la Fundación Acción Solidaria

La Fundación Acción Solidaria es una asociación sin ánimo de lucro cuya labor más relevante es la organización de la Escuela Social de Tudela y la Ribera.

La Escuela Social organiza charlas mensuales durante el curso académico. Son charlas mensuales de temática social y englobadas cada año bajo un lema diferente, intentando siempre que sea de actualidad.

Los ponentes son investigadores, profesionales y políticos relevantes, muchos de influencia nacional, que hablan durante una hora sobre el tema correspondiente.

Charlas en youtube

En la web de la fundación, en el apartado de Multimedia, podéis ver las charlas de los últimos años.

La verdad es que hay muchísimo material, no sólo de la Escuela Social sino también de otros eventos y charlas que tienen lugar en Tudela. Personalmente eliminaría mucho material redundante y de poco interés, y dejaría sólo las charlas y el material de éstas, pero no he conseguido convencer a la junta 🙂 .

De este año recomiendo la de Begoña Pérez y la de Manuel Campillo.

Charlas en directo

Las charlas son una vez al mes en el Palacio Decanal de Tudela, generalmente a las 8 de la tarde. En la web de la fundación tenéis también el calendario.

El surrealismo real de 100 años de Soledad

100

Todavía no había leído 100 años de soledad. Craso error. El hecho de que de adolescente “Crónica de una muerte anunciada” y “El coronel no tiene quien le escriba” me aburrieran soberanamente hizo que empezar una obra del mismo autor famosa porque todos sus personajes se llaman igual me pareciera una empresa árida y poco apetecible.

Nada más lejos de la realidad. Estoy acabándolo todavía (no spoilers, please) pero es un libro que a ratos – y bastante frecuentes – me hace estallar en carcajadas, me maravilla por la imaginación y el gusto con el que está escrito y me sobrecoge en los momentos más dramáticos.

Acabado el peloteo al difunto señor García Márquez, lo que hoy me ha indignado es el parecido de algunas de sus escenas a la política española actual. He publicado estos links en facebook, así que algunos de ustedes supongo que los habrán leído, pero es que este nivel de surrealismo que yo solo creía posible en el México más kafkiano (la famos frase “Si Franz Kafka fuera mexicano, sería costumbrista”) me enervan. Pasen y vean:

De 100 años de soledad:

“Los decrépitos abogados vestidos de negro […] desvirtuaban estos cargos con arbitrios que parecían cosa de magia. Cuando los trabajadores redactaron un pliego de peticiones unánime, pasó mucho tiempo sin que pudieran notificar oficialmente a la compañía bananera. Tan pronto como conoció el acuerdo, el señor Brown […] desapareció de Macondo junto con los representantes más conocidos de su empresa. Sin embargo, varios obreros encontraron a uno de ellos el sábado siguiente en un burdel, y le hicieron firmar una copia del pliego de peticiones cuando estaba desnudo con la mujer que se prestó para llevarlo a la trampa. Los luctuosos abogados demostraron en el juzgado que aquel hombre no tenía nada que ver con la compañía, y para que nadie pusiera en duda sus argumentos lo hicieron encarcelar por usurpador. Más tarde, el señor Brown fue sorprendido viajando de incógnito en un vagón de tercera clase, y le hicieron firmar otra copia del pliego de peticiones. Al día siguiente compareció ante los jueces con el pelo pintado de negro y hablando un castellano sin tropiezos. Los abogados demostraron que no era el señor Jack Brown, […] sino un inofensivo vendedor de plantas medicinales, nacido en Macondo y allí mismo bautizado con el nombre de Dagoberto Fonseca. Poco después, frente a una nueva tentativa de los trabajadores, los abogados exhibieron en lugares públicos el certificado de defunción del señor Brown, autenticado por cónsules y cancilleres […] . Cansados de aquel delirio hermenéutico, los trabajadores repudiaron a las autoridades de Macondo y subieron con sus quejas a los tribunales supremos. Fue allí donde los ilusionistas del derecho demostraron que las reclamaciones carecían de toda validez, simplemente porque la compañía bananera no tenía, ni había tenido nunca ni tendría jamás trabajadores a su servicio, sino que los reclutaba ocasionalmente y con carácter temporal. De modo que se desbarató la patraña […] , y se estableció por fallo de tribunal y se proclamó en bandos solemnes la inexistencia de los trabajadores.”

Las noticias de hoy:

La no prórroga del juez Ruz

€600.000 de nada

En fin… suma y sigue.

La cruzada de los SJW

Internet es un mundo a parte. En este mundo los defensores de la justicia social son los SJW, o sea, los Social Justice Warriors. También conocidos como la Outrage Brigade.

Esta gente, que en el mundo real hacen bien poco por los demás, consideran una causa justa el rasgarse las vestiduras en internet por las cosas más insospechadas. Según ellos para defender a las mujeres del sexismo masculino, a los negros  de los blancos, a los gays de los heterosexuales…

En este blog creo que nos hemos posicionado lo suficiente para que nadie nos considere machistas, ni racistas, ni capaces de discriminar por orientación sexual, pero nadie esta a salvo de esta gente. Internet está llenita de haters, pero estos se llevan la palma. Aupados por una supuesta superioridad moral, son capaces de cualquier cosa. Todo el que les contradice es automáticamente machista, racista, homófobo, etc. y lanzan contra sus adversarios ríos de tinta en blogs y redes sociales, saltando incluso a otros medios, para asegurarse de aplastar a todo el que piense diferente.

 

GamerGate

Vivimos un punto álgido de los SJW en Agosto. Todo empezó porque una diseñadora de juegos dejó a su novio, que es periodista especializado en juegos de ordenador. El otro cabreado la puso a parir por las redes sociales acusándole de haberle engañado con otros periodistas del sector. Enseguida salió a la luz que algunas de las críticas positivas de los juegos de la chica eran poco objetivas. El juego con el que se hizo famosa es en realidad una patata considerable, Depression Quest.

Desde luego había una cuestión muy seria sobre ética periodística. Pero entonces llegaron los haters, a los que la ética periodística se la trae al pairo, y lo que vieron fue un caso grave de machismo. Unos amenazaban a la chica de muerte por guarrilla manipuladora, y los otros amenazaban a la industria entera de los videojuegos por sexista y estar llena de pardillos perdedores (loser nerds).

No había debate, sólo odio y amenazas de muerte por todos lados. Y a todo el que intentaba desviar el debate a la ética periodística lo acusaban de misógino… la mayor parte de internet se aburrió pronto del tema, así que los SJW buscaron nuevos horizontes.

Una explicación bastante buena del GamerGate en Mirror.

 

Los SJW y los juegos de rol

Por supuesto esta gente busca nuevas cruzadas, y los juegos de rol no podían escaparse.

Es evidente el machismo, heredado de los iconos pulp de los años 20, que impera en general en la fantasía y los comics. Las señoritas con mucho pecho y poca ropa estaban a la orden del día, pero la sociedad ha avanzado mucho desde entonces, y los únicos ejemplos que persisten son bromas a aquellas ilustraciones que ahora vemos ridículas.

Por supuesto que todavía hay hombres que dibujan a las mujeres así, igual que hay una industria del porno, e igual que nuestros políticos se empeñan en ocultar la misera en la que viven muchos españoles. Es moralmente cuestionable, por supuesto, y por eso debemos precisamente apoyar a los que no lo hacen así.

Por ejemplo, la gente de La Marca del Este, usó como cartel para unas jornadas una ilustración de Red Sonja, la impulsora del famoso chainmail bikini.

Red Sonja con su “armadura”

Lo hicieron evidentemente como broma, porque es un personaje clásico igual que Power Girl. Ejemplos tan ridículos que es imposible tomárselos en serio actualmente. Pero los SJW españoles hicieron una campaña radical para que no se celebrasen aquellas jornadas y lo consiguieron.

Las cabezas principales del movimiento en Estados Unidos empiezan a tener nombre y ser conocidas, y eso les hace crecerse todavía más. Están descontrolados. Lo último es atacar a la clérigo Aleena, la heroína principal del manual de D&D original, una mujer no-objeto que fue una auténtica revolución en 1983:

Aleena la clérigo insinuándose

Da igual que todos los personajes del manual fueran de raza blanca, este vestido es totalmente impúdico. La gente ya está hasta las narices, igual que lo están del GamerGate, porque estos imbéciles del SJW y la Outrage Brigade no descansan. Consiguen que se expulse a gente más sensata que ellos de foros y comunidades.

 

Extremistas

Como todos los extremistas, esta gente lo que quieren es que todos hagamos lo que ellos dicen. Jugar a rol o a la consola es de pardillos perdedores machistas, así que cualquier cosa asociada a estos negocios es un avatar del mismísimo Satanás.

No sólo eso, sacan de contexto una imagen o una frase y toda su argumentación se basa en eso. Montan un follón cojonudo por la foto de Aleena pero les da igual que en todo el manual sólo salgan blancos caucásicos, por ejemplo.

Minorías fascistas

 

¡Un poco de sentido común por favor! Vamos a luchar todos por lo que de verdad importa, erradicar el tráfico de personas, eliminar los estereotipos en las tareas del hogar, votar a los partidos que luchan para eliminar las desigualdades por renta, sexo o raza. Que dediquen ese esfuerzo colectivo a que se juzgue a los policías asesinos en Estados Unidos (no uno sino dos en poco tiempo), y no a quejarse de un manual de rol de 1983, o de una convención de juegos que se ríe de sus tópicos.

 

Ya me he desahogado 🙂