El surrealismo real de 100 años de Soledad

100

Todavía no había leído 100 años de soledad. Craso error. El hecho de que de adolescente “Crónica de una muerte anunciada” y “El coronel no tiene quien le escriba” me aburrieran soberanamente hizo que empezar una obra del mismo autor famosa porque todos sus personajes se llaman igual me pareciera una empresa árida y poco apetecible.

Nada más lejos de la realidad. Estoy acabándolo todavía (no spoilers, please) pero es un libro que a ratos – y bastante frecuentes – me hace estallar en carcajadas, me maravilla por la imaginación y el gusto con el que está escrito y me sobrecoge en los momentos más dramáticos.

Acabado el peloteo al difunto señor García Márquez, lo que hoy me ha indignado es el parecido de algunas de sus escenas a la política española actual. He publicado estos links en facebook, así que algunos de ustedes supongo que los habrán leído, pero es que este nivel de surrealismo que yo solo creía posible en el México más kafkiano (la famos frase “Si Franz Kafka fuera mexicano, sería costumbrista”) me enervan. Pasen y vean:

De 100 años de soledad:

“Los decrépitos abogados vestidos de negro […] desvirtuaban estos cargos con arbitrios que parecían cosa de magia. Cuando los trabajadores redactaron un pliego de peticiones unánime, pasó mucho tiempo sin que pudieran notificar oficialmente a la compañía bananera. Tan pronto como conoció el acuerdo, el señor Brown […] desapareció de Macondo junto con los representantes más conocidos de su empresa. Sin embargo, varios obreros encontraron a uno de ellos el sábado siguiente en un burdel, y le hicieron firmar una copia del pliego de peticiones cuando estaba desnudo con la mujer que se prestó para llevarlo a la trampa. Los luctuosos abogados demostraron en el juzgado que aquel hombre no tenía nada que ver con la compañía, y para que nadie pusiera en duda sus argumentos lo hicieron encarcelar por usurpador. Más tarde, el señor Brown fue sorprendido viajando de incógnito en un vagón de tercera clase, y le hicieron firmar otra copia del pliego de peticiones. Al día siguiente compareció ante los jueces con el pelo pintado de negro y hablando un castellano sin tropiezos. Los abogados demostraron que no era el señor Jack Brown, […] sino un inofensivo vendedor de plantas medicinales, nacido en Macondo y allí mismo bautizado con el nombre de Dagoberto Fonseca. Poco después, frente a una nueva tentativa de los trabajadores, los abogados exhibieron en lugares públicos el certificado de defunción del señor Brown, autenticado por cónsules y cancilleres […] . Cansados de aquel delirio hermenéutico, los trabajadores repudiaron a las autoridades de Macondo y subieron con sus quejas a los tribunales supremos. Fue allí donde los ilusionistas del derecho demostraron que las reclamaciones carecían de toda validez, simplemente porque la compañía bananera no tenía, ni había tenido nunca ni tendría jamás trabajadores a su servicio, sino que los reclutaba ocasionalmente y con carácter temporal. De modo que se desbarató la patraña […] , y se estableció por fallo de tribunal y se proclamó en bandos solemnes la inexistencia de los trabajadores.”

Las noticias de hoy:

La no prórroga del juez Ruz

€600.000 de nada

En fin… suma y sigue.

6 comentarios en “El surrealismo real de 100 años de Soledad

  1. ¡Aaaaaaaagh! Es increíble, bochornoso, maldita gentuza neoliberal. ¡Por esto hay que volver a la política! Nada de que no nos interesa, tenemos que mojarnos, tenemos que hablar de política, participar en asociaciones, decir claramente que esto no nos vale.

    Como ciudadanos tenemos la obligación de asociarnos y exigir un cambio, desde la educación y hacia arriba. Porque no veremos en nuestra generación un cambio en un país como el nuestro que lleva siglos de tradición de doble moral, pero debemos esforzarnos en avanzar lo que podamos.

    No todo es horror, por lo menos tenemos novelas como Cien años de soledad. A mí también me gustó mucho 🙂 .

  2. Separación de poderes:

    “Ruz está despedido en diferido y su prórroga es solo en régimen de simulación”

    “El juez que lleva las instrucciones […] está en situación de completa interinidad, con su plaza en concurso, sometido dentro de tres meses a un examen de buen comportamiento por parte de unos magistrados nombrados por la misma organización a la que está investigando, el Partido Popular.”

    Ambas citas de Ignacio Escolar
    http://www.eldiario.es/escolar/juez-trofeo-caza_6_333226712.html

  3. 😀 Ni estoy afiliado, ni me voy a presentar a ninguna lista. Es acojonante la imaginación que tiene el personal.

    Manolo Campillo dio una rueda de prensa hace poco porque está hasta los cojones del PSN de Pamplona, que encima ahora le acusa de no haber buscado un sucesor. Cuando sí que hay uno pero como no les gusta lo han rechazado por “defecto de forma”…

    Total, que dio una rueda de prensa y para que no saliera solo nos pidió a los que hemos estado colaborando con él que fuéramos a apoyarle. Por supuesto que fui. Además tengo el dudoso honor de ser representante del PSN en el Patronato de la Fundación Dédalo, así que me pareció lo más responsable.

    Ya sabes, la gente no se había leído ni la noticia ni el pie de foto, y durante la semana siguiente todo el mundo me decía algo similar a los rumores que te han llegado.

Deja un comentario