Puta barata

José Luis Valladolid Lucas, alcalde de Villares del Saz, ha afirmado en Facebook que la líder de la oposición de en su comunidad es una “puta barata podemita”. Lo recogen todos los periódicos, sin excepción, aunque alguno lo hace en su sección de noticias de pago…

Foto del puto alcalde de Villares del Saz

Lo ha hecho públicamente. También ha escrito que lo que le molesta a su opositora política es no poder colocar a dedo a los “lamepollas” de su partido. Todo porque la citada opositora comentaba una noticia de un periódico en Facebook pidiéndole a este sinvergüenza que “dejara trabajar al gobierno”.

No ha parado ahí, ha dicho en los comentarios de la misma noticia varias burradas más. Ha arremetido contra la web de noticias que publicaba la noticia diciendo que son “peor que el ébola” y “los rojos que comentan” son “peor que la lepra”.

Él mismo ha salido al paso de las críticas que le han llovido diciendo que se trata de “un desafortunado comentario” y, lo mejor de todo…

“Vista la repercusión de mi desafortunado comentario pido perdón por mis palabras, en ningún momento pretendía insultar”

Si este artículo llega a mayores, y alguien pretende recriminarme algo, pido ya perdón por mis desafortunadas palabras. No pretendía insultar a este puto alcalde podemita, que es peor que el ébola y la lepra, ni a sus defensores lamepollas. Pido mil veces perdón.

Pero es que este señor no es un ciudadano anónimo como yo. Este señor es un representante público, cuyo sueldo pagamos entre todos, y que a todos nos debe un mínimo respeto y educación.

 

Pasividad = Beneplácito

Lógicamente una parte de su partido se lo ha recriminado, pero a otra parte no le ha parecido tan mal. Porque como hay peores, esto no es para tanto. Y ya está.

Y que su partido tenga enquistados a machistas y retrógrados que no van a salir de ahí ni con lejía es problema de su partido. Pero que el pueblo de Villares del Saz y todo Cuenca no clamen para que este señor se vaya a su casa y se ponga a trabajar de una vez… eso no lo comprendo.

Esto no es machismo de bajo nivel, es machismo grueso de toda la vida.

 

Y si no, pues cambiamos la ley

Ya el colmo es que el Gobierno, con mayoría absoluta, ha presentado hoy mismo una reforma electoral para que sea alcalde el candidato más votado. Con tal de que llegue al 35% de los votos, da igual que sea el único representante de su extremo político y que el resto de grupos afines sumen el 65% de los votos. Es más, prohíbe expresamente las coaliciones para dirigir ayuntamientos.

A mí no me gusta la composición del ayuntamiento de Pamplona, ni del Gobierno de Navarra, pero la hemos elegido los ciudadanos. Cambiar la ley me parece ruin.

Con elecciones generales a la vista que probablemente les quiten del poder, esta propuesta de reforma apesta. Pero también apesta que intenten tener cerrados los presupuestos de 2016 quince días antes de perder el Gobierno.

¿Por qué no prohibimos las mayorías absolutas? ¿Por qué no se aprueba un mínimo código ético para los políticos?

 

Aaaaaaaaaaaarg.

 

 

 

Un comentario en “Puta barata

Deja un comentario