Archivos mensuales: Agosto 2015

La Era de Sigmar

Warhammer intenta adaptarse a los nuevos tiempos con una edición muy diferente.

Es difícil que alguien no haya oído hablar de Warhammer. Ese juego de miniaturas de precio desorbitado en el que enormes ejércitos se enfrentan en una mesa decorada con escenografía. La empresa Games Workshop creó una historia interesante y una estética visual propia para enganchar a millones de personas el todo el mundo. Las miniaturas son caras, pero aun así las vendían gracias a todo lo que había detrás (libros, torneos, películas, juegos de ordenador, etc.).

Con el empobrecimiento general de la clase media de los países desarrollados, y el aumento de la competencia, las cifras de Games Workshop han ido cayendo año tras año. Juegos como Infinity (de los españoles Corvus Belli) o Warmachine (de los americanos Privateer Press) le han ido robando clientes, manteniendo un precio de entrada menor y una calidad de las miniaturas muy alta.

Los lastres de Warhammer

El universo de Warhammer se había diversificado tanto durante estos años que el número de diferentes razas con las que jugar era enorme. Esto obligaba a Games Workshop a mantener un catálogo enorme, cuando la mayor parte de las ventas eran sólo de una pequeña parte de ese catálogo. Sin embargo los costes fijos (diseñadores y moldes) ya los habían pagado para todo el catálogo y no había manera de recuperar ese dinero. Era urgente reducir el número de ejércitos.

Otra barrera era el precio de las reglas. El manual de reglas y el libro específico de cada ejército costaban más de 100€, lo cual era una barrera alta de entrada al juego. Especialmente cuando sus competidores estaban diseñando reglas gratuitas, y dedicándose a vender miniaturas. Actualmente hay además muchas reglas para juegos de miniaturas, muchas gratuitas, y mucho mejores que las de Warhammer. El precio del libro se justificaba con unas ilustraciones a todo color, fotos de detalle de miniaturas, etc. pero para muchos aficionados esto no valía ese dinero.

Para colmo de males cambian las reglas cada 2 años, por lo que el dinero invertido en los libros deja de tener valor, y se producen constantes “edition wars” en las que los aficionados discuten interminablemente sobre si los cambios son a mejor o a peor.

La Era de Sigmar

Ahora que están al borde del precipicio es cuando han decidido cambiar por fin de dirección. Les ha costado, más de lo que debería, pero parece que lo van a intentar. La nueva edición se llama “La Era de Sigmar” y ya no hablan de “Warhammer Fantasy Battles”, sino de “Warhammer: La Era de Sigmar”. ¿Qué significa?

  • Las reglas básicas ocupan 4 páginas y son gratuitas.
  • Las reglas de cada ejército te las regalan al comprar las miniaturas.
  • Todos los ejércitos han quedado reducidos a 4 facciones.

Eso en cuanto a los cambios sustanciales. Luego están todos los cambios menores que hacen las delicias de los haters e inflaman las edition wars en internet.

  • Las miniaturas ahora tienen peanas redondas en lugar de cuadradas (¡Nooo! ¡Es el fin del mundo!)
  • No hay que saberse cincuenta mil reglas especiales para cada ejército (¡El juego ya no tiene personalidad!)
  • Ha desaparecido el sistema de puntos por miniatura para equilibrar ejércitos (¡Me costó 2 años descubrir cómo explotar el sistema anterior!)
  • Han avanzado la historia del juego (¡Ya no podré presumir de saberlo todo del universo de Warhammer!)

Lo que buscan también es que las partidas puedan ser más cortas y no haga falta una tarde entera. Son conscientes de que tienen que competir con una oferta de entretenimiento muy amplia y dedicar 4 horas seguidas a una partida es demasiado. Sus competidores ya lo están haciendo así.

Y a cuánto me sale oiga

Venden una caja de iniciación con dos ejércitos básicos por 100€, y tiene todo lo necesario. Esto es más o menos 50€ por jugador, lo cual es bastante más razonable que antes. Eso sí, cualquier caja de miniaturas adicional son otros 100€, por lo que sigue siendo un juego caro.

Han reducido la barrera de entrada, no intentan venderte libros carísimos, y te dejan usar todas tus miniaturas. Yo creo que es un cambio lógico y bastante acertado en su estrategia, sobre todo viendo la ruina a la que les estaba llevando la anterior. Ya veremos que volumen de ventas pueden alcanzar de un juego tan caro.

Tirar los precios de las miniaturas, que es lo que la gente pedía, desde luego no era una solución para ellos. Su negocio son miniaturas de gran calidad, competir en precio es el suicidio. Además han hecho experimentos con miniaturas de esas que tienen pocas ventas, bajándolas sensiblemente de precio, y no han subido sus ventas. Por ahora manteniendo el precio y reduciendo el catálogo lo que van a hacer es mejorar sus márgenes considerablemente.

Mi opinión

Las nuevas reglas son básicas, pero tampoco hace falta más. No me gusta que un ejército haga su turno entero, y luego vaya el otro, me parecen mejores los sistemas que alternan unidades. Pero Warhammer ya era así, así que eso no ha empeorado. La simplificación de las reglas tampoco le quita opciones. Que la estrategia de un jugador sea la combinación de reglas semi-desconocidas no le aportaba profundidad táctica a un juego.

Me parece un buen cambio de rumbo, veremos qué más tienen preparado. En cualquier caso veo complicado que mejoren los números de Games Workshop si mantienen esos precios, desafortunadamente somos todos más pobres que antes, y tenemos muchas más opciones interesantes en las que gastar nuestro dinero.

 

 

 

Mix de críticas de cine

Como he visto unas cuantas películas últimamente os dejo mi opinión, por si os sirve para algo 🙂 . Puede ser para seguir mi sugerencia, o para hacer exactamente lo contrario 😉 .

 

Nightcrawler

El personaje principal va buscando el éxito y lo consigue dedicando las noches a filmar todo tipo de sucesos con sangre y venderlos a las cadenas de noticias. El tipo está un pelín desequilibrado, pero consigue que no se le  note mucho.

Me gustó la historia, Jake Gyllenhaal muy bien y en general la película. Aunque he visto varias películas con personajes muy poco cuerdos seguidas y ya me cansa un poco el asunto. Recomendable.

 

Foxcatcher

Una historia curiosa, basada en hechos reales, siendo uno de los personajes el heredero de la familia DuPont. La empresa DUPONT es actualmente un monstruo mundial de la fabricación de materiales, y los conocía porque casi todo el plástico en la empresa se lo compramos a ellos. Este heredero es otro personaje pelín desequilibrado, que también lo tapa bastante bien, y que tiene como obsesión ser entrenador de lucha olímpica, aunque no tiene ni puta idea.

Me gustó también. Mark Ruffalo especialmente, Steve Carell y Channing Tatum un poco menos. Recomendable.

 

Insurgent

El guión no tiene pies ni cabeza, así que intentar resumirla es difícil. Adolescente elegida para salvar al mundo con sentimientos de culpa y un novio muy mono y tatuado. Se enfrenta a la mala malísima. Adivinad quién gana.

No se salvan ni Naomi Watts ni Kate Winslet. Abominable.

 

Maggie

Aquella de la que puse el trailer. Después de una epidemia zombie que va controlándose poco a poco los que resultan infectados son encerrados rápidamente en un “hospital”. La hija del granjero resulta infectada, pero su padre no va a dejar que se la lleven. Conforme avanza la infección el granjero tendrá que decidir qué hacer con su hija.

Abigail Breslin de hija y Arnold Schwarzenegger de padre granjero están bastante bien. La historia está bien y la película no es muy larga. Pasable.

 

The Age of Adaline

Una chica que no envejece por lo que tiene miedo a enamorarse. Al final se enamora y se debate entre volver a huir o confesar su condición.

La historia es floja, especialmente el final. Los actores bien. Me alegré de ver a Harrison Ford haciendo una interpretación bastante decente. Pasable.

 

Chappie

En la Sudáfrica de ciencia ficción también usada por el director en District 9 o Elysium deciden crear robots policías. Todo va bien hasta que el diseñador consigue una IA capaz de pensar por sí misma. La verdad es que sería un toñazo si no fuera porque el robot en cuestión acaba en manos de unos criminales de comic que lo intentan educar para que sea un gangsta hecho y derecho.

La historia no es ninguna maravilla, pero la estética y los personajes la hacen divertida. Me lo pasé bien sin tener que pensar mucho. Recomendable.

 

 

¿Habéis visto alguna de estas películas? ¿Estáis de acuerdo con mi opinión? 🙂

 

Derecho a la salud

Hemos hablado muchas veces de lo importante que es que tengamos derecho a la salud, a una sanidad preventiva que nos mantenga sanos, y en el caso extremo de que enfermemos no nos deje morir.

Hablamos de EEUU como ejemplo de lo contrario, pero creo que mucha gente piensa que hablamos de americanos pobres, o de barrios de pandilleros sin trabajo.

EN World logo

Sigo regularmente la web EN World, que trata sobre todo de juegos de rol y especialmente Dungeons & Dragons, y no os imagináis las veces que el poste del día es similar al de hoy:

Help Game Designer Jim Ward With Medical Costs

donde piden donaciones en la web Go Fund Me para ayudarle con el tratamiento.

Jim Ward, diabético

Diseñadores de juegos de cierto renombre, con trabajo, que enferman y no pueden costearse un tratamiento. Y no es de cáncer, estamos hablando de un ¡caso de diabetes!.

De verdad que estas cosas me dejan acojonado. Y que no me digan que no es sostenible el tratamiento de la diabetes, lo que no es sostenible para un trabajador medio es el pagarse un seguro privado.

Qué suerte tenemos y qué miedo da ver a otros cómo lo pasan…

 

 

Por favor, más Europa!

Comparto con vosotros una de las mejores entrevistas sobre economía que he leído últimamente. Hace no mucho me leí ¡Acabad con esta crisis! de P. Krugman y aunque esencialmente me gustó, me pareció demasiado enfocado en el problema americano, lógico, el autor es americano, y un poco repetitivo en la exposición de ideas y consignas. Creo que esta entrevista se resumen de maravilla casi todas las ideas que transmitía el libro.

Está claro que las cosas no se hicieron bien, y que el Euro fue un quiero y no puedo. Bien, de acuerdo, pues solucionémoslo. Me ha gustado mucho el comentario “En la prensa alemana o británica los españoles y los griegos están descritos como gente vaga que trata de robar dinero de Alemania. Eso es un escándalo.”. Lo llevo diciendo mucho tiempo, los medios de comunicación son más poderosos de lo que nos parece y los grandes rotativos, polarizan a los rebaños sin capacidad de autocrítica hacia posiciones muy peligrosas que lo único que hacen es dificultar el entendimiento entre las personas. Creo que los medios de comunicación son la primera parte de la solución.

Estoy harto de leer noticias sobre Cataluña y el Sr. Artur Mas, lo que quiero es que periódicos de tirada nacional, escriban sobre qué preocupa a los Alemanes, cómo están resolviendo ciertos problemas en Finlandia y cuándo va a tomar el nuevo ejecutivo Austríaco las medidas que prometió. También si el paro baja en Italia o si Francia recuada más impuesto con sus nuevas medidas. Eso es más Europa! Cuando viajo, a donde sea, me encanta ver cómo se divierte la gente, cómo esa sociedad ha llegado a donde está en base a su historia, qué problemas tiene, o qué compra el ciudadano medio en el supermercado. De eso aprendo e intento traerme de vuelta lo mejor de cada lugar. Y cuando alguien de fuera me visita le muestro de lo que estoy orgulloso y lo que me avergüenza tratando de que disfrute de lo bueno y me de alternativas para lo que detesto.

Las fronteras son útiles para proteger el bienestar de los ciudadanos que viven en ellas. Todos queremos vivir cada día mejor, y aunque habría que reflexionar sobre qué es vivir mejor, Europa debería reforzar sus fronteras para que en ellas haya al menos: mejor Educación para todos, mejor Sanidad para todos, máxima seguridad para todos y menor desigualdad para todos.  Lo cual no implica inexorablemente, en mi opinión, ni que haya que gastar más en sanidad ni que la educación tenga que ser igual para todos. Exigir unos mínimos para Europa y luego que cada región racionalice y debata en qué gasta la parte extra de la aportación que cada uno hacemos a las entidades locales o regionales.

Y por acabar el debate, ¿necesitamos televisiones autonómicas públicas? Pues si no cuesta mucho puede que rellene un hueco informativo de carácter local, pero, insisto, ¿no sería más importante tener unos buenos canales Europeos?

Por favor, más Europa y menos fronteras que demasiada sangre se ha derramado ya a lo largo de la historia del viejo continente para que sigamos dando vueltas al: Euro sí, Euro no!