La Biblia

Después de acabarme la trilogía The First Law de Joe Abercrombie, la cual recomiendo encarecidamente, decidí leerme un clásico, la Biblia.

Mi limitado conocimiento del tema me llevó a pensar que era cuestión de abrir el navegador, buscar “la biblia” y en un par de enlaces tener el libro electrónico descargado en su última versión… ni de broma.

 

¿Qué es la Biblia?

Como tras un par de enlaces no tenía nada, decidí investigar un poco. También es cierto que parto de un conocimiento muy básico del tema, otra de las razones por las que quería leerme este libro. Empezando por la Wikipedia:

La Biblia es una recopilación de textos que en un principio eran documentos separados (llamados «libros»), escritos primero en hebreo, arameo y griego durante un periodo muy dilatado y después reunidos para formar el Tanaj (Antiguo Testamento para los cristianos) y luego el Nuevo Testamento. Ambos testamentos forman la Biblia cristiana. En sí, los textos que componen la Biblia fueron escritos a lo largo de aproximadamente 1000 años (entre el 900 a. C. y el 100 d. C.).

Luego resulta que cada iglesia del mundo ha decidido qué libros de todos estos son canónicos para ellos, y cuáles no. Aunque lógicamente estos textos los escribieron personas (no dioses) para las iglesias cristianas se considera que contienen la palabra de Dios.

Y luego ya para gustos los colores. Para la Iglesia católica romana por ejemplo lo que diga el papa ex cathedra tiene la misma validez que la Biblia, para los protestantes ni de broma, y los judíos ortodoxos no reconocen ni siquiera el nuevo testamento.

Como curiosidad, en estos libros que forman la biblia se hace referencia a su vez a otros libros. Algunos de ellos han desaparecido en el tiempo y no se conserva ninguna copia. Aquí tiene Dan Brown para best-seller de sobra…

 

Diferentes ediciones

Aquí viene el problema. Los textos originales están en hebreo, arameo y griego clásico. Los derechos de autor han caducado, claro. Pero no lo han hecho las traducciones modernas.

La lista de traducciones al español es larga y para mí muy sorprendente. Tenía yo la sensación de que en todos estos siglos se habría llegado a un mínimo consenso en cuanto a la traducción de uno de los idiomas de mayor difusión para la Biblia.

Sí que es cierto que la mayoría se basan en sendas traducciones clásicas de Casiodoro de Reina y de Cipriano de Valera.  De ahí que se vea en muchos sitios decir que tal o cual biblia es una “Reina-Valera”, apelativo bastante curioso para una biblia.

Algunas están en español lationamericano, y esas lógicamente las descarté en seguida. Me llamaron la atención, por diversos motivos, tres de ellas.

Versión de la Conferencia Episcopal

Es la versión Oficial de la Conferencia Episcopal Española de 2010 elaborada para uso litúrgico y catequético, y en vigor actualmente.

Hay que buscar ediciones en Amazon y similares porque en la página web oficial no he conseguido encontrar ni una mención al libro.

Lo peor de todo es que en versión electrónica vale 7€ y encima viene sin índice. No entiendo cómo es posible que la Iglesia venda el libro de culto a 7€ y encima sea una mala edición. Parece que o bien no están interesados en que la gente lea la biblia por su cuenta, o bien están decididos a hacer negocio con el asunto. No lo entiendo.

La Biblia Textual

La Biblia Textual (BTX) en su cuarta edición de 2015 elaborada por la Sociedad Bíblica Iberoamericana parece una de las versiones más serias y fidedignas.

Dicen que han hecho una traducción contextual considerada por los eruditos de las lenguas como la mejor alternativa de traducción para expresar fielmente lo que los textos expresaron en sus lenguas natales sin perder la misma intensidad del lenguaje. Incluye referencias y notas sobre pasajes de la Biblia considerados dificultosos.

La pega: no tiene versión electrónica y en formato físico vale la friolera de 40€. Existe una versión online que se puede leer, aunque de forma harto incómoda.

La Reina-Valera de 1960

Ésta es la revisión de la Reina-Valera de 1960 elaborada por las Sociedades Bíblicas Unidas. Los textos suenan a viejunos pero son los clásicos y la traducción es una de las más reconocidas.

Como su texto es libre las ediciones electrónicas valen 3€. Básicamente te cobran por el trabajo que lleva montar un índice y teclearla, porque a diferencia de la de la Conferencia Episcopal Española ésta sí que te la venden con índices.

 

¡Ayuda!

Así que no sé qué hacer. En principio me compraré la Reina-Valera de 1960 e intentaré leérmela. Me gustaría leerme la BTX, pero su precio y formato la descartan directamente, y por la web me va a dar mucha pereza. La de la Conferencia Episcopal me parece inmoral en sí misma…

 

Agradecería consejos y guía en esta labor que parecía tan sencilla y se me ha complicado 😀

 

 

 

 

3 comentarios en “La Biblia

  1. Creo que te estás liando mucho la manta a la cabeza. Yo salgo en tu ayuda presto y evangelizador. En el texto que escribo más abajo voy a igualar de forma excepcional – fíjate lo que estás haciendome hacer – a todos los infieles y herejes con la única y verdadera fe (la mía, por supuesto). Vamos a ello, y que Dios (el mío, el único) me perdone… Hay dos temas principales: Estructura y Traducciones

    ESTRUCTURA

    Antiguo testamento: Es el que más varía – supongo – entre las diferentes versiones y credos, judíos e iglesias variadas. Son muchos libros y bastante aburridos muchos de ellos (Reyes y Crónicas los recuerdo especialmente áridos, juntamente con Números. Ay, con los números te quieres morir…). El caso, que si no recuerdo mal están el Pentateuco, Históricos (en los que Dios pasaba a cuchillo a todo el mundo, lee Samuel), Sabidurías varias (que contiene el erótico y precioso cantar de los cantares y los éticamente bastante sorprendentes Proverbios – a los que no sé por qué no se les da más importancia que a los Salmos) y Profetas (mayores y menores). El Pentateuco está basado en la Torah judía, y en lo demás me pierdo un poco más sobre sus orígenes. El Pentateuco es donde vienen todas las historietas conocidas (Adán y Eva, Noé, Sodoma y Gomorra, Moisés, Josué, etc., sobre todo en los dos primeros libros), así que si te interesa la cultura Pop bíblica empieza por este. Si te interesan cuestiones éticas del Antiguo Testamento, ve a Proverbios y Salmos. Los profetas en general son más… ‘metafóricos’ pero en general un coñazo si no tienes ni idea de los antecedentes históricos y políticos, que suelen solaparse.

    Nuevo Testamento. La estructura la componen los cuatro Evangelios, los Hechos de los Apóstoles, las cartas (bastantes, todo hay que decirlo) y el Apocalipsis. Esta estructura se cerró muy pronto (sobre el año 400), así que supondría que todas las grandes iglesias Ortodoxas y Protestantes lo comparten. En iglesias más lejanas como la Copta, la Armenia, la Etíope, etc. me pierdo un poco más. Igual se separaron antes del S IV. De hecho igual nunca estuvieron juntas, porque si no recuerdo mal cuando fui a Jerusalen aprendí que la Iglesia Armenia fue la primera de todas. Los tres primeros evangelios son bastante parecidos – más históricos – y el de Juan es una ida de perola más metafísica. Mateo es el más completo, Lucas el más bonito, Marcos el más antiguo, y Juan el más poético. Hechos es más tipo Mateo y el Apocalipsis una fantástica ida de olla. Las cartas son más catequéticas.Tengo en word un curso de apocalipsis si te interesa – espero que lo guardara – que te da la introducción sobre el tiempo cuando se escribió, situación social de los cristianos, etc. No me enrollo más.

    Evangelios Apócrifos. Son los que no alcanzaron el Top 4 del Antiguo Testamento por no estar lo suficientemente ‘inspirados’ por Dios. Mi humilde opinión es que son una puta locura. Mi personaje favorito es el Niño Dios Asesino en Serie sádico:

    “Y el hijo de Anás el escriba se encontraba allí, y, con una rama de sauce, dispersaba las aguas que Jesús había reunido. Y Jesús, viendo lo que ocurría, se encolerizó, y le dijo: Insensato, injusto e impío, ¿qué mal te han hecho estas fosas y estas aguas? He aquí que ahora te secarás como un árbol, y no tendrás ni raíz, ni hojas, ni fruto. E inmediatamente aquel niño se secó por entero. Y Jesús se fue de allí, y volvió a la casa de José. Pero los padres del muchacho muerto lo tomaron en sus brazos, llorando su juventud, y lo llevaron a José, a quien reprocharon tener un hijo que hacía tales cosas.”

    Son varios, cortos y fáciles de leer y algunos incompletos. Si buscas motivos para novelas de Dan Brown, esta es tu fuente.

    TRADUCCIONES
    Me pierdo y veo que tú tienes más conocimiento que yo. Es un tema diferente al de la estructura en si y creo que es hilar ya muy fino. Al final es confiar en el traduttore-traditore… Pero como siempre vamos a traducciones de traducciones y mucho se perderá por el camino. Si no tienes ni puta idea de Biblia iría a una traducción comentada sencillita y popular y luego empezar a buscar más sobre ciertas partes que te interesen más.

    En conclusión, te enfrentas a una tarea dura, pero interesante. Si te interesa más lo histórico que lo religioso no sé si me metería con la biblia de cabeza, sino con algún libro sobre biblia y textos sagrados, comparando la Torah y otros textos judíos con la biblia y el Corán. Yo en tiempos me leí tanto el Antiguo como el Nuevo Testamento. El Antiguo no sé si lo acabé, porque lo hice de forma salteada. Sé que el Pentateuco y los profetas menores los leí todos, pero igual me dejé alguno de los Mayores. Los históricos y sabidurias me los leí casi todos… No me acuerdo de mucho, pero igual te puedo guiar. Yo leí la “Biblia de Jerusalén” y no me meti en rollos de tracucciones. Yo no me gastaría un duro más de lo mínimo recomendable por ir a una traducción “mejor” que otra a priori, porque al final tu primer paso es entender el libro.

    1. Dos notas mas:

      – Los judíos no tienen Nuevo Testamento, sean ortodoxos o no. El Nuevo Testamento es la parte de la Biblia que trata de Jesús y el inicio del Cristianismo. Hasta hace cuatro días la iglesia católica se refería a los judíos como los “asesinos de Cristo” sin percatarse de que Jesús fue judío toda su vida. Es normal que los judíos obvien estos libros. Sé que para los musulmanes Jesús es un profeta más, pero no sé cómo incorpora el Corán la figura de Jesús, si por medio de alguno de los Evangelios o de forma independiente.

      – Si quieres una Biblia, pasate por mi casa y coge la mía. Está junto a mi cama. Me dices y aviso a mis padres de que te pasarás o de que les llamarás.

      Mi biblia es la traduccion al español de ésta:

      https://es.wikipedia.org/wiki/Biblia_de_Jerusalén

      Originalmente en Francés por lo que parece, así que es traducción de traducción, pero si te vale… úsala.

  2. La Biblia de Jerusalén la encontré pirata, así que empezaré por ella. Te agradezco la oferta en cualquier caso.

    Me llamó la atención por ejemplo que en el texto original habla de “Elohim”, luego de “YHVH’Elohim” y luego de “YHVH” pero en ningún momento de Dios. Esto en la mayoría de traducciones lo obvian, ponen Dios y santas pascuas.

    Por eso andaba más preocupado por la traducción que por la estructura, pero le echaré también un vistazo a ese tema.

    Como la Reina-Valera parece ser una biblia más protestante empezaré por la de Jerusalén 🙂 ¡Gracias por los consejos!

Deja un comentario