Archivos de la categoría Ciencia

Tecnología en una galaxia muy muy lejana

Están viniendo

Leyendo esto me ha entrado un caracoleo… Descubrimiento de tecnología extraterrestre. Estaría muy bien que esto se confirmara mientras vivimos. Sería uno de esos hitos históricos como el descubrimiento del fuego, la singularidad tecnológica o el humanismo…

El problema que aunque se confirmara, sabríamos que hace millones de años existió una civilización, pero no veo cómo vamos a descubrir tecnología extraterrestre que sea simultanea a la nuestra si no la hemos descubierto ya en un rango de un par de años luz…

No da un poco de vértigo?

Luna roja

Este lunes de verdad aparecerá en el cielo una luna roja. No como todos los años, que los titulares se llenan de lunas rojas y azules, y luego resulta que son tan grises como siempre…

Luna Azul

En la antigüedad las lunas llenas tenían un nombre, ya que además muchos calendarios eran lunares y daban nombre al mes. En la edad moderna, en la que nuestros meses duran unos 30 días, ocurre pocas veces que coincidan dos lunas llenas en el mismo mes. En ese caso la llamamos “luna azul”, pero el color no cambia.

La historia que recoge la Wikipedia para el nombre es curiosa:

La traducción castellana no es del todo completa, ya que la expresión proviene del inglés blue («azul»), el cual a su vez viene de una deformación del inglés antiguo belewe, que en realidad significa «traidor», ya que una luna adicional en la primavera implicaba extender el ayuno de lacuaresma.

 

Luna Roja

La luna roja de verdad es la que se ve durante un eclipse de luna, como el que ocurrirá este próximo lunes 28 por la noche.

En esta animación de la Wikipedia se puede ver cómo la luna cambiará de color al pasar a través de la sombra de la Tierra:

Eclipse de luna

Va a ocurrir entre las 4 y las 5 de la madrugada, así que si queremos ir a trabajar el lunes va a estar complicado verlo entero. Pero bueno, despertarse un momento, salir a la terraza y volver a meterse creo que merece la pena 😉 .

 

 

Vida extraterrestre…

Una de las grandes preguntas que lleva haciéndose la humanidad quizás esté a punto de ser resuelta. ¿Existe la vida fuera de la tierra?

Cada vez son más los indicios que apuntan en esta dirección, lo último ha sido el descubrimiento de precursores de la vida en la superficie de un cometa,  entendidos estos precursores como moléculas necesarias para llegar a producir vida; vida tal cual la conocemos nosotros, basadas en el carbono. Así que, dejando aparte aquellos tipos de vida que quizás ni seamos capaces de entender, nos planteábamos el otro día la posibilidad de colonizar la luna, marte y quién sabe qué más.

Honestamente pensaba que estábamos mucho más lejos pero parece que el objetivo de las agencias espaciales es claro y no parece tan lejano: terraformación!

Pero mi pregunta es, ¿debemos hacerlo? ¿Y si comenzamos a terraformar el sistema solar y destruimos posible vida extraterrestre? ¿Hasta qué punto deberíamos adueñarnos de otros planetas y lunas? Quizás esa sea nuestra esencia, expandirnos y transformar el entorno a nuestra medida… poco ecológico me parece este pensamiento, pero muy humano!

De nuevo la singularidad

Recordaréis que en una de las mutaciones previas de loseducados.com hablamos sobre la singularidad tecnológica. Ese suceso en el futuro que algunos ven como inevitable, en el que una inteligencia artificial llega a ser más inteligente que un ser humano.

Parece que el tema está empezando a asustar de verdad a algunas mentes bastante lúcidas, por lo que los demás deberíamos al menos intranquilizarnos. Supongo. El caso es que un sueco llamado Nick Bostrom escribió un libro titulado Superintelligence, un ensayo sobre las consecuencias de una inteligencia superior a la nuestra.

Nick Bostrom es un filósofo con un doctorado en la London School of Economics y que desde luego no pretendía ser el heraldo del apocalipsis, más bien al contrario. Lo que busca en su libro es descubrir las claves de qué debemos hacer para que, cuando ocurra, si ocurre, la singularidad tecnológica no se nos lleve por delante.

The human brain has some capabilities that the brains of other animals lack. It is to these distinctive capabilities that our species owes its dominant position. Other animals have stronger muscles or sharper claws, but we have cleverer brains. If machine brains one day come to surpass human brains in general intelligence, then this new superintelligence could become very powerful. As the fate of the gorillas now depends more on us humans than on the gorillas themselves, so the fate of our species then would come to depend on the actions of the machine superintelligence. But we have one advantage: we get to make the first move. Will it be possible to construct a seed AI or otherwise to engineer initial conditions so as to make an intelligence explosion survivable? How could one achieve a controlled detonation? To get closer to an answer to this question, we must make our way through a fascinating landscape of topics and considerations.

Dicen que gente como Bill Gates, Elon Musk o incluso Stephen Hawkings han compartido algunas de las tesis de Bostrom y son partidarios de investigar qué debemos hacer para prevenir el desastre.

Podéis escuchar también la charla de Nick Bostrom en TED:

 

Como todas estas iniciativas a largo plazo (en principio largo) es difícil que el dinero público les alcance. Quizá alguna comisión de tecnología en Bruselas le dedique alguna sesión al tema, más en plan filosófico que práctico. Escribirán sus conclusiones y archivarán el tema.  Quizá tampoco merezca la pena gastar más. Quizá… 😀

 

 

 

C/2014 Q2 (Lovejoy)

Este fin de semana Tas y yo estuvimos observando el comenta C/2014 Q2, descubierto por el astrónomo aficionado Terry Lovejoy. Este australiano tiene un telescopio Schmidt–Cassegrain de 200mm de apertura (el mio tiene 150mm), que es un muy buen telescopio pero no es sin duda profesional. Esto sería un ejemplo de lo que está usando: telescopio + 1.900€ en cámara y oculares de alta gama = 4.500€. Es mucho dinero, pero es como comprarse una moto pequeña.

Lo que hace este hombre es controlarlo por ordenador y programarlo para que cada noche haga un barrido fotográfico de las zonas donde suelen aparecer los cometas. Diariamente compara las fotografías para ver si ha aparecido cualquier nuevo rastro, en busca de nuevos cometas aproximándose.

2104 Q2

El cometa en cuestión tenía un periodo de 11.000 años… como para esperar a la próxima vez. Cuando estos cometas se acercan a la parte interna del sistema solar, las órbitas de los planetas modifican la del cometa. Por eso ahora ha cogido una órbita con un periodo de 8.000 años. Sigue estando complicado volverlo a ver 🙂 .

C2014Q2 Lovejoy by Paul Stewart.png
"C2014Q2 Lovejoy by Paul Stewart" by Paul Stewart - https://www.flickr.com/photos/astrostew/15497693653/. Licensed under CC BY-SA 2.0 via Wikimedia Commons.

Respecto a su aspecto en las fotos cito a la revista Sky & Telescope:

The green glow comes from molecules of diatomic carbon (C2) fluorescing in ultraviolet sunlight in the near-vacuum of space.

By contrast, a comet’s ion tail (gas tail) — the narrow, often detail-filled part of the tail that points directly away from the Sun — is tinted blue. The ion tail’s color comes from fluorescing carbon monoxide ions (CO+).

Dust in a comet’s head and tail simply reflects sunlight, so it appears Sun-colored: pale yellowish white. The greatest comets tend to get that way by being very dusty, so the most memorable naked-eye comets are usually remembered as white. But the current Comet Lovejoy is producing very little dust.

Nuestra observación

Nosotros subimos a la cuesta que lleva a la potabilizadora a verlo. Habiendo mirado antes con Stellarium dónde iba a estar el cometa, fue muy fácil localizarlo. Principalmente porque es de los más brillantes que han pasado en años y en seguida se distingue. Unos 15º a la derecha de las Pleiades, no tenía pérdida.

Con los prismáticos 10×50 se veía una mancha gris de forma circular. Es impresionante ver tan fácilmente un mini-planeta viajando a toda pastilla a través del sistema solar. Si se despeja intentaré salir otra noche a verlo, para ver qué sensación produce encontrarlo en otro sitio 😛 .

Luego montamos el telescopio, mucho más modesto que el del señor Lovejoy… Conseguimos ver claramente el núcleo del cometa, diferenciado del halo gris a su alrededor, lo cual fue todo un logro. Yo había visto con binoculares otros cometas, pero nunca había distinguido su núcleo.

Nos quedamos un poco chafados porque queríamos intentar ver la cola del cometa, pero luego viendo las fotos profesionales creo que no había nada que ver. Este cometa no está soltando polvo al espacio y por lo tanto no tiene cola.

Pasamos frío, pero mereció la pena 🙂 .