Archivo de la etiqueta: astronomía

La contaminación lumínica en el mundo

No. Todavía no he reventado la farola que me alumbra el salón. Ciertamente debería, pero soy un cagado.

El caso es que el CIRES (Cooperative Institute for Research in Environmental Sciences) es un organismo mantenido entre el NOAA (National Oceanic and Atmospheric Administration) y la University of Colorado. Son todo entes públicos de los Estados Unidos.

Este CIRES ha creado un atlas de la contaminación lumínica en el mundo. Aquí tenéis el resultado de nuestro entorno:

Contaminación lumínica en torno a Tudela
Contaminación lumínica en torno a Tudela

Hay que irse detrás del Moncayo o al Pirineo para tener un entorno más o menos limpio de contaminación lumínica. El valle del Ebro es una farola al cielo, desafortunadamente.

Para encontrar cielos de verdad oscuros hay que irse al sur de Calatayud, entre Aragón y Castilla la Mancha, donde no hay contaminación lumínica porque no vive un alma.

Nos podemos consolar de todos modos viendo el norte de Italia, Inglaterra o Bélgica y Holanda. El horror.

El mapa de Estados Unidos también es verdaderamente curioso, partida en dos mitades claramente diferenciadas.

Jugad un rato con el mapa y decidme qué os parece 😉 .

 

 

Mi rayo láser

El año pasado, en una quedada de aficionados a la astronomía en Fontellas, había un tipo con un puntero láser. Resulta que lo apuntaba al cielo y se veía perfectamente el haz láser, por lo que podía indicar al resto estrellas o constelaciones sin los problemas habituales.

Me pareció la solución perfecta a las discusiones sobre dónde está la Osa Mayor, o los intentos inútiles de señalar a una estrella concreta para mirar con los prismáticos.

 

“Vas al chino y coges el que más luz dé”

Esa fue la recomendación, así que empecé por ahí. Por 1€ merece la pena intentarlo. Acabé comprando el típico punterito rojo que venden en los mercadillos de España.

Desafortunadamente el puntero que más luz daba no era suficiente. Eso sí, a la gata de mis padres le vuelve loca. Al principio tiene gracia, pero luego acojona y da mucho palo por el pobre bicho. Después de que lo escondiera se pegó media hora dando vueltas por la cocina buscando la lucecita roja. Algo muy parecido a esto:

Por la noche no se veía el haz ni de casualidad. Estaba claro que hacía falta un mínimo de potencia, así que me metí por foros especializados a ver qué recomendaban…

 

5mW es lo más potente que permite la ley

Con esto me pareció suficiente. El láser más potente que no fuera a mandarme a la cárcel igual era demasiado. Pero ¿qué es lo peor que podía pasar? ¿Que acabara comprando un sable láser? No caería esa breva 🙂 .

Así que pedía a los chinos de internet (DX) un puntero verde de 5mW que vale 5€. Y voy a la ruina. Esto sí que sí. Una pasada. Por la noche se ve un haz verde chulísimo que permite apuntar a las estrellas.

Esto es una comparativa de algún otro país donde 5mW claramente no es el límite:

Parece que con 100mW puedes incluso enceder cerillas.

Por supuesto el puntero láser que me han enviado desde China no tiene marcado CE ni cumple ninguna regulación seria. Pero no veas qué chulo 😀 . Sólo tiene una pega. Pierde mucha potencia a temperaturas bajas, por lo que lo tengo que guardar en el bolsillo interior del abrigo.

 

 

Tecnología en una galaxia muy muy lejana

Están viniendo

Leyendo esto me ha entrado un caracoleo… Descubrimiento de tecnología extraterrestre. Estaría muy bien que esto se confirmara mientras vivimos. Sería uno de esos hitos históricos como el descubrimiento del fuego, la singularidad tecnológica o el humanismo…

El problema que aunque se confirmara, sabríamos que hace millones de años existió una civilización, pero no veo cómo vamos a descubrir tecnología extraterrestre que sea simultanea a la nuestra si no la hemos descubierto ya en un rango de un par de años luz…

No da un poco de vértigo?

Luna roja

Este lunes de verdad aparecerá en el cielo una luna roja. No como todos los años, que los titulares se llenan de lunas rojas y azules, y luego resulta que son tan grises como siempre…

Luna Azul

En la antigüedad las lunas llenas tenían un nombre, ya que además muchos calendarios eran lunares y daban nombre al mes. En la edad moderna, en la que nuestros meses duran unos 30 días, ocurre pocas veces que coincidan dos lunas llenas en el mismo mes. En ese caso la llamamos “luna azul”, pero el color no cambia.

La historia que recoge la Wikipedia para el nombre es curiosa:

La traducción castellana no es del todo completa, ya que la expresión proviene del inglés blue («azul»), el cual a su vez viene de una deformación del inglés antiguo belewe, que en realidad significa «traidor», ya que una luna adicional en la primavera implicaba extender el ayuno de lacuaresma.

 

Luna Roja

La luna roja de verdad es la que se ve durante un eclipse de luna, como el que ocurrirá este próximo lunes 28 por la noche.

En esta animación de la Wikipedia se puede ver cómo la luna cambiará de color al pasar a través de la sombra de la Tierra:

Eclipse de luna

Va a ocurrir entre las 4 y las 5 de la madrugada, así que si queremos ir a trabajar el lunes va a estar complicado verlo entero. Pero bueno, despertarse un momento, salir a la terraza y volver a meterse creo que merece la pena 😉 .

 

 

C/2014 Q2 (Lovejoy)

Este fin de semana Tas y yo estuvimos observando el comenta C/2014 Q2, descubierto por el astrónomo aficionado Terry Lovejoy. Este australiano tiene un telescopio Schmidt–Cassegrain de 200mm de apertura (el mio tiene 150mm), que es un muy buen telescopio pero no es sin duda profesional. Esto sería un ejemplo de lo que está usando: telescopio + 1.900€ en cámara y oculares de alta gama = 4.500€. Es mucho dinero, pero es como comprarse una moto pequeña.

Lo que hace este hombre es controlarlo por ordenador y programarlo para que cada noche haga un barrido fotográfico de las zonas donde suelen aparecer los cometas. Diariamente compara las fotografías para ver si ha aparecido cualquier nuevo rastro, en busca de nuevos cometas aproximándose.

2104 Q2

El cometa en cuestión tenía un periodo de 11.000 años… como para esperar a la próxima vez. Cuando estos cometas se acercan a la parte interna del sistema solar, las órbitas de los planetas modifican la del cometa. Por eso ahora ha cogido una órbita con un periodo de 8.000 años. Sigue estando complicado volverlo a ver 🙂 .

C2014Q2 Lovejoy by Paul Stewart.png
"C2014Q2 Lovejoy by Paul Stewart" by Paul Stewart - https://www.flickr.com/photos/astrostew/15497693653/. Licensed under CC BY-SA 2.0 via Wikimedia Commons.

Respecto a su aspecto en las fotos cito a la revista Sky & Telescope:

The green glow comes from molecules of diatomic carbon (C2) fluorescing in ultraviolet sunlight in the near-vacuum of space.

By contrast, a comet’s ion tail (gas tail) — the narrow, often detail-filled part of the tail that points directly away from the Sun — is tinted blue. The ion tail’s color comes from fluorescing carbon monoxide ions (CO+).

Dust in a comet’s head and tail simply reflects sunlight, so it appears Sun-colored: pale yellowish white. The greatest comets tend to get that way by being very dusty, so the most memorable naked-eye comets are usually remembered as white. But the current Comet Lovejoy is producing very little dust.

Nuestra observación

Nosotros subimos a la cuesta que lleva a la potabilizadora a verlo. Habiendo mirado antes con Stellarium dónde iba a estar el cometa, fue muy fácil localizarlo. Principalmente porque es de los más brillantes que han pasado en años y en seguida se distingue. Unos 15º a la derecha de las Pleiades, no tenía pérdida.

Con los prismáticos 10×50 se veía una mancha gris de forma circular. Es impresionante ver tan fácilmente un mini-planeta viajando a toda pastilla a través del sistema solar. Si se despeja intentaré salir otra noche a verlo, para ver qué sensación produce encontrarlo en otro sitio 😛 .

Luego montamos el telescopio, mucho más modesto que el del señor Lovejoy… Conseguimos ver claramente el núcleo del cometa, diferenciado del halo gris a su alrededor, lo cual fue todo un logro. Yo había visto con binoculares otros cometas, pero nunca había distinguido su núcleo.

Nos quedamos un poco chafados porque queríamos intentar ver la cola del cometa, pero luego viendo las fotos profesionales creo que no había nada que ver. Este cometa no está soltando polvo al espacio y por lo tanto no tiene cola.

Pasamos frío, pero mereció la pena 🙂 .