Archivo de la etiqueta: europa

El clima en el planeta

Quizá ya lo hayáis visto en otras webs, pero me ha gustado y lo pongo también aquí.

¡Cuidado! Es hipnotizante. Ver el clima y su predicción moverse en tiempo real sobre al mapa del mundo: VentuSky . En ese enlace veréis la temperatura y la animación del viento. Pero se puede quitar el viento y ver la presión, nubes, lluvia, y una predicción de hasta diez días.

Previsión de temperatura de VentuSky
Predicción de VentuSky

Es una aplicación web que ha creado la empresa checa InMeteo. Me ha surgido la duda de la procedencia de todos estos datos.

Investigando un poco he encontrado que existe una red de estaciones meteorológicas terrestres que vuelcan sus datos en una misma base común mantenida por la administración estadounidense: la Global Historical Climatology Network. De aquí cualquiera podemos sacar datos, pero lógicamente no puede ser a mano.

Los datos de los satélites se supone que son de acceso público. He encontrado los del Meteosat en la web del EUMETSAT, que es la agencia europea equivalente a la americana que mantiene el archivo anterior. El EUMETSAT es un organismo europeo muy relacionado con la ESA, que es al final la que pone los satélites en órbita.

Under their terms of agreement, ESA is responsible for the development of the space segment of EUMETSAT programmes, and EUMETSAT is responsible for the overall system (e.g. launch services, the ground segment and the operations for the duration of the mission).

As a general rule, ESA funds a major part of the development costs of the first satellite of a series; EUMETSAT financially contributes through a fixed-share (30%) to its development costs and fully funds the costs of the launch and operations of the remaining satellites, including their Ground Segment.

 

Básicamente tanto la ESA como EUMETSAT son organismos financiados con el dinero público de todos, y por eso los datos están disponibles (hay que registrarse lógicamente).

¿Qué os parece que los datos del Meteosat estén disponibles para empresas privadas con ánimo de lucro? Es el tipo de preguntas que surgieron este fin de semana durante el Debate Europeo sobre el Espacio…

 

 

Sin Gobierno

La distancia entre lo que necesita España y lo que quieren sus políticos me temo que es demasiado grande. Voy a hacer un análisis casero y lleno de opiniones personales, que animo a criticar duramente en los comentarios de esta entrada 🙂 .

Estuve esta semana escuchando a Manuel Campillo hablar un poco de política e historia. La verdad es que es una gozada, y con sus enseñanzas y mis cavilaciones me ha salido esta entrada. Me ha quedado un poco largo, pero espero que sea interesante, aunque sólo sea para cuestionarlo.

 

El furgón de cola

Dicen los que saben de esto que España lleva un atraso democrático de varios siglos con respecto al norte de Europa. En el siglo XVI Europa iba despertando del letargo medieval después de 1.000 años. El pensamiento renacentista había resucitado la ciencia y la razón, lo que trajo importantes avances tecnológicos. El poder de los mercaderes iba creciendo y se iba cuestionando cada vez más a los señores feudales y la todopoderosa iglesia romana que los mantenía a todos unidos.

Por aquel entonces empezaron a construir la Basílica de San Pedro, y para financiarla empezaron a vender indulgencias como locos. El dinero iba hacia Roma y hacia los bolsillos de obispos y señores de la Iglesia Católica. En el norte de Europa, que estaban hasta las narices de estos desmanes de la Iglesia, y que además querían más independencia política de Roma, se formó el caldo de cultivo perfecto para la famosa reforma protestante de Lutero.

Y aquí es donde partimos peras el sur con el norte para siempre. Mientras el pensamiento reformista (religioso y político) cundía en el norte de Europa, en España e Italia nos erigimos como defensores del orden antiguo. Mientras en el norte cuestionaban a sus reyes y sus iglesias y se reformaban leyes y naciones, en el sur poníamos en marcha la Inquisición romana para que nadie osara pensar diferente ni cambiar nada que amenazase el poder absoluto del rey y del Papa. La ciencia y el pensamiento crítico desterrados.

A golpe de reforma progresiva (Inglaterra) o revolución (Francia) todas las naciones europeas fueron avanzando hacia cámaras representativas, constituciones, etc. El Parlamento del Reino Unido o la Revolución francesa son del siglo XVIII. El poder fue pasando hacia los burgueses y el cambio de mentalidad fue muy significativo.

Mientras en España seguíamos en la Edad Media. Las mentes se forjaron en el miedo, la picaresca como modo de vida, la corrupción de los poderosos, y todas esas cosas que nos definen hasta hoy en día. En España nunca se ha producido una reforma real ni una revolución, porque los ciudadanos españoles no la hemos promovido en 400 años. Europa nos trajo la democracia en el siglo XX y nos forzó a hacer cambios para salir del oscurantismo y los poderes absolutos. Pero seguimos siendo muy parecidos.

 

La situación actual

La situación actual podría llevar a la esperanza. Me refiero a la esperanza de que por fin en España se haga una reforma real, empezando por nuestra oxidada constitución. De que la voluntad de los ciudadanos sea de verdad quitarnos la naftalina de encima y ponernos al día en muchas cosas. Y no hablo de izquierdas o derechas, sino de cultura democrática, representatividad, laicidad del estado, etc.

Podemos pensar que en España se vive mejor que en Francia o Inglaterra, pero es un espejismo. Durante unas décadas disfrutamos de ser la mano de obra barata de Europa, y las generaciones anteriores capitalizaron aquella abundancia de trabajo en forma de una calidad de vida que puede que no tengan los trabajadores de otras zonas de Europa. Sin embargo todo eso se acabó para no volver. Perderemos todo eso y mucho más si no nos ponemos en marcha ya.

En el mundo de los sueños el PSOE debería dialogar con Podemos y con Ciudadanos como fuerzas reformistas (en España esta palabra asusta). Esto obligaría al PP a no quedarse fuera y a pactar unas reformas consensuadas que nos hicieran avanzar hacia adelante por fin. Un auténtico cambio en España donde pudiéramos salir con unos poderes renovados, una limpieza de la corrupción en profundidad, una educación y sanidad estables, y un estado federal (monárquico si se quiere) que diera respuesta a algunos problemas.

 

Pero los políticos nos representan…

El problema es que los políticos son reflejo del resto de ciudadanos. Por un lado Podemos juega sus cartas, dominando las reglas del juego y usándolas para ganar la partida. No me extrañaría que como libro de cabecera tuvieran El Príncipe. Desde el primer momento tras el recuento de votos juegan a posicionarse para las siguientes elecciones, no buscan la reforma ni la mejoría de España. Buscan el poder.

Por otro lado el PP, corrupto hasta la médula, último bastión de la contrarreforma, que no va a cambiar nada si no se ve obligado. Para más vergüenza de los españoles, se negó a intentar formar gobierno, dejando a España sumida en un limbo del que nadie sabe cómo sacarnos.

Mientras el PSOE, lisiado en sus luchas internas de poder, incapaz de hacer un cambio real y escapar de sus caciques regionales, duda entre lo que debe hacer y lo que le conviene hacer. Sus bases y su ideología pueden impulsar la reforma moderada que necesitamos, pero sus líderes están tocados y Podemos juega a reventarle la partida.

Ciudadanos asiste al espectáculo sin poder hacer mucho. Creo que tienen la altura política suficiente como para unirse a un grupo reformista si surgiese, pero no creo que se les dé la opción.

Pactar significa ceder. Los ciudadanos españoles todavía vemos el pacto como debilidad. Nos parece bien que pacten siempre que sea la otra parte la que cede. Si los nuestros ceden en una negociación ya no les votamos más. Los ciudadanos españoles no queremos reforma, queremos que todo siga como está, que los nuestros ganen humillando al rival. Destrucción del medioambiente, pobreza, falta de derechos y otras miserias me dan igual mientras no me toquen. Para eso voto, para que mis representantes se aseguren que la mierda les llega a otros al cuello pero a mí no.

Y los políticos en el fondo se limitan a representarnos…

 

 

 

Disculpad el tocho, necesitaba desahogarme 🙂 .

 

 

El infame TTIP

 

Los argumentos de los partidarios

Supongo que todo tiene dos versiones. Sin embargo la información que ofrecen los órganos oficiales de la Unión Europea da bastante miedo ¡porque dicen lo mismo! Aquí va un ejemplo:

A mí me preocupa la manera de resolver las disputas entre empresas y gobiernos. No puede ser un órgano de consultores privados el que pueda hacer pagar con nuestros impuestos los “perjuicios” que les causemos a las empresas con leyes que regulen el medioambiente o nuestra salud.

En este documento oficial intentan explicarnos cómo todos nuestros temores son infundados. En la página 7 intentan explicar por qué mi anterior miedo no tiene sentido, ¡pero dicen lo mismo que os he escrito yo! Dan por hecho de que cosas como las que se explican en el vídeo sobre el NAFTA y las empresas de fracking son normales.

 

Más argumentos vacíos

La teoría suena bien, al menos en cuanto a la economía y el comercio se refieren. Va a haber más crecimiento, más trabajo y vamos a impulsar la economía europea. Lo de siempre, la economía crece cuando los ricos se hacen más ricos, aunque los pobres se hagan más pobres. Más trabajo y peor trabajo ya llevamos unos años que parecen la misma cosa. Así que por ahí mal camino.

Ya somos mayorcitos como para ver que nuestros derechos laborales están en juego. El argumento oficial para rebatirlo es que tanto EEUU como la UE respetan las directrices de la OIT. Vamos, los mínimos que evitan la esclavitud.

Y cuando se les cuestiona la falta de transparencia el argumento es que “the TTIP talks are the most open ever for a trade deal”… ¿For a trade deal? O sea que tenemos que estar contentos porque normalmente todavía lo hacen más a la espalda. Gracias.

Tengamos en cuenta que todo esto lo está negociando la Comisión Europea, donde hay cabezas tan lúcidas como la de nuestro representante, el señor Arias Cañete.

 

Señales de que algo va mal

Personalmente tengo como periodista sin tacha a Iñaki Gabilondo, por eso me intranquiliza escucharle hablar llamando la atención sobre la importancia del tratado, e intentando no posicionarse:

 

Este fin de semana incluso los alemanes se echan a la calle en Berlín para protestar en contra del TTIP. Estaban convocados por grupos medioambientales, ONGs y los partidos de izquierdas. Pero en España los partidos políticos parecen bastante al margen del asunto, lo cual me escama todavía más. Si a todos les parece bien es que la cosa está muuuu malita 🙁 .

 

Hablando del beneficio o perjuicio para el ciudadano medio europeo ¿es tan malo como lo pintan? ¿realmente nos va a traer a cada uno más prosperidad?

 

 

Plataforma para las Libertades Europeas

La Plataforma para las Libertades Europeas es una red de ONGs europeas que luchan por los derechos civiles.

European Liberties Platform (ELP) is an informal network of European civil liberties watchdog non–governmental organizations (NGOs). The primary focus of the Platform is to support advocacy and mobilization efforts of its partner organizations and to boost the representation of human rights interests at national and European Union (EU) levels. Liberties.eu, the network’s human rights news and e-participation website, is the cornerstone of ELP. Liberties.eu serves as the backbone of ELP’s multilingual communication service with the aim of sharing and raising awareness about human rights issues across Europe.

 

La organización española Rights International Spain, que es parte de esta red, ha llevado a la Comisión Europea sus quejas sobre dos leyes aprobadas recientemente en España, por considerar que vulneran los derechos básicos que tenemos como europeos:

  • Ley de Justicia Gratuita
  • Ley de Seguridad Ciudadana y Código Penal

Han llevado sus quejas al ministerio, a los representantes políticos y a todas las instituciones españolas relacionadas, pero no han obtenido nada.

Denunciamos que la reforma de la Ley de Justicia Gratuita cercena el acceso a la justicia y a una revisión judicial eficaz. Con la reforma menos personas podrán beneficiarse del derecho a un abogado de oficio. […]

Denunciamos las tasas judiciales por vulnerar el principio de igualdad ante la ley. Si bien recientemente las personas físicas han quedado exentas del pago de estas tasas para acceder a la justicia, lo cierto es que siguen siendo discriminatorias al tener un impacto desproporcionado en las PyMes y algunas ONGs, en comparación con las grandes empresas (bancos, aseguradoras, etc.). Por ello, pedimos a la Comisión que inste a las autoridades españolas a su derogación total.

[…] Consideramos que las reformas propuestas a la Ley Orgánica del Poder Judicial, así como la Ley de Enjuiciamiento Criminal, son reformas parciales e insuficientes, por lo que solicitamos que sean retiradas en tanto no se realice un proceso de consulta con expertos y sociedad civil con el objetivo de alcanzar una efectiva reorganización y modernización del sistema judicial. […]

Denunciamos que la nueva Ley de Seguridad Ciudadana y el Código Penal suponen una clara vulneración al principio de seguridad jurídica y de respeto a los derechos fundamentales. Denunciamos la amenaza que suponen estas leyes para los derechos a la libertad de expresión y de reunión, la vaguedad de muchos de sus preceptos (lo que puede conllevar una aplicación arbitraria de las sanciones) y que la enmienda que legaliza las devoluciones desde Ceuta y Melilla entra en clara contradicción con el propio derecho de la UE. Se solicita, por tanto, que se deroguen ambas reformas.

Denunciamos que, al tramitar todo este paquete de reformas, no se haya respetado un procedimiento adecuado, al no haberse llevado a cabo por parte del Gobierno una verdadera consulta con la sociedad civil y los expertos en materia de derechos humanos. Solicitamos que la Comisión recuerde a España que toda reforma legal debe ser sometida a una adecuada consulta pública, llevándose a cabo evaluaciones de impacto, asegurándose el consenso de todos los partidos, en la medida de lo posible, así como el respeto al principio de seguridad jurídica.

Sus reclamaciones tienen mucho sentido y simplemente solicitan a la Comisión Europea que tome medidas ante la vulneración de los valores fundamentales de la Unión Europea. Para ello se puede colaborar “firmando” la petición a la Comisión a través de Liberties.eu. Dudo que sirva de algo, pero si no hacemos nada tampoco cambiará nada…

 

 

 

 

Señal de STOP

Las líneas rojas

Como ya comentamos hace un poco, es muy curioso como nuestras líneas rojas desenfocan la ideología.

Esta noticia me ha recordado cómo partidos que pueden estar muy cercanos ideológicamente se vetan por cuestiones que podrían ser tangenciales – las líneas rojas – que en este caso están definidas por el nacionalismo. Cuando realicé la encuesta de vox sobre ideologías en diferentes paises, me sorprendió ver cómo mi ideología estaba más cerca de bildu y de esquerra republicana de lo que a mí me hubiera gustado reconocer.

Y este mismo discurso lleva a lo disparatado de los grupos parlamentarios europeos. En la vida pensé que ALDE, que incluye a los liberales demócratas del Reino Unido, pudiera acoger en su seno a liberales del calibre de UPyD, C’s, PNV o CDC… que yo siempre había asociado a derechona o populismo reaccionario. Aquí – a pesar de la infame coalición – los liberales tienen reputación de estar incluso un poco a la izquierda de los laboristas (algo que no me acabo de creer) y no cercanos a estos otros partidos. Estos terceros en discordia no sé hasta qué punto están abocados al populismo oportunista de pactar con el que más me conviene cada vez – algo que por otra parte han pertrechado sin pudor alguno los partidos ‘regionalistas’ (signifique lo que signifique esa palabra) como el Partido Riojano o el Partido Aragonesista. “Mi ideología se basa en lo que me conviene y donde puedo meter el cazo”.

Volviendo al título del tema para concluir: las líneas rojas que nos ponemos políticamente nos ciegan la ideología. A veces por no querer ver nuestra cercanía en la mayoría de los temas preferimos votar a un partido que está un poco más alejado de nosotros mismos. A mi por ejemplo me ha pasado en estas Europeas. Por una línea roja, probablemente haya votado al grupo parlamentario equivocado. Creo que he castigado a la política europea por una línea roja en la política nacional.