Archivo de la etiqueta: justicia

Israel vs Egipto

Saltó hace unos días la noticia de que un judoka egipcio se había negado a darle la mano a su oponente israelí. En judo no estás obligado a dar la mano tras el combate, sólo a hacer el saludo inclinándote, algo que el egipcio sí que hizo. De hecho es un saludo oriental tan válido como dar la mano para los occidentales.

Sin embargo el COI expulsó al deportista egipcio por considerar su gesto “contrario a las reglas del juego limpio y al espíritu de amistad propia una olimpiada”… Y yo, que justamente estaba mirando estos días un juego de mesa sobre la batalla por la Península del Sinaí en 1973, no he podido sino ver la sanción como algo político y no deportivo.

Desconocía los detalles de la guerra entre Israel y los países a su alrededor que ocurrió hace cuarenta años, lo cual es bastante poco tiempo. Teniendo en cuenta que todavía hay gente en España que no ha superado la nuestra de hace ochenta años… así que he decidido documentarme y soltaros el rollo 🙂

 

Principio del siglo XX

El Imperio Otomano, que se puede considerar fundado en el siglo XIV, era un imperio multiétnico y multiconfesional que se encontraba en su ocaso. Siglos de conquistas militares unieron bajo la misma bandera a muchos pueblos de Oriente Medio e incluso Europa.

A final de siglo XIX entregaron Egipto a los británicos para pagar sus deudas, y el patrocinio ruso de los pueblos cristianos de los Balcanes le quitó otro buen trozo mediante revueltas nacionalistas.

Tras la Primera Guerra Mundial el imperio acabó de hundirse. En 1922 el gran reformista turco Atatürk abolió definitivamente el sultanato disolviendo el Imperio Otomano, y las potencias coloniales (Inglaterra y Francia) aprovecharon para repartirse Oriente Medio enviando tropas a controlar la región.

Entonces se definieron vagamente las fronteras de Siria, Líbano, Jordania y Egipto. Junto con  Palestina eran los territorios ganados al extinto Imperio Otomano, que se repartieron las potencias occidentales.

 

Tras la Segunda Guerra Mundial

En 1922 la Sociedad de las Naciones hizo ese reparto tan elegante del territorio, y a Palestina le tocó un Mandato Británico. Este “mandato” duró hasta 1948. En su firma original, en la que EEUU no participaba porque no estaba en la Sociedad de las Naciones, se reconocía la intención de buscar un enclave para crear un estado judío, pero…

it being clearly understood that nothing should be done which might prejudice the civil and religious rights of existing non-Jewish communities in Palestine, or the rights and political status enjoyed by Jews in any other country.

Pero cuando acabó la guerra mundial se fundaron las Naciones Unidas, donde ya sí que estaba EEUU, que además había ganado mucho peso. En 1947 estas Naciones Unidas se sacaron de la manga un Plan de Partición para Palestina. Este plan establecía un nuevo estado de Israel, otro de Palestina, y dejaba Jerusalem como zona compartida. Lógicamente votaron en contra todos los países de la región, pero había más occidentales y se aprobó.

Reparto de la región (en 1946 realmente era Británica)

A los judíos les gustó la idea, pero a los árabes que vivían allí no les hizo ni pizca de gracia, así como a los países vecinos, también de religión árabe y contrarios a las potencias coloniales. Aquella hostilidad política era reflejo de la que se vivía en la región, y comenzó una guerra civil ese mismo año 1947.

Al año siguiente, en 1948, los británicos se fueron definitivamente al acabar su mandato, Israel hizo una declaración de independencia donde no mencionaba fronteras, y al día siguiente se unieron a la guerra civil los países de la Liga Árabe (principalmente Egipto, Jordán y Siria).

Aquella guerra de 1948 la ganó Israel, ya que directa o indirectamente tenía el apoyo occidental, y aprovechó para aumentar el territorio que le había asignado el Plan de Partición para Palestina. Se quedó aproximadamente con el 60% del territorio que se había definido para Palestina, expulsando a la mayoría de sus habitantes, y dejando el territorio tan menguado que fue imposible crear el estado de Palestina.

 

Final del siglo XX

Lógicamente las naciones de la Liga Árabe se sentían humilladas. La situación era muy tensa e Israel desplegaba sus ejércitos incluso más allá de sus fronteras. Tras recibir varias reprimendas de la ONU y sintiéndose acosada, Israel decidió iniciar una guerra “preventiva”.

En 1967 atacó las bases aéreas de sus vecinos en lo que se conoce como la Guerra de los Seis Días. Ese tiempo le costó machacar a sus adversarios y de paso hacerse con más territorio. La opinión mundial sobre Israel quedó muy maltrecha. En el mapa anterior no aparece pero las regiones más significativas ganadas en 1948 fueron dos:

  • La Península del Sinaí tomada a Egipto
  • Los Altos del Golán tomados a Siria

En 1970 cambió el presidente en Egipto, y en 1971 en Siria (llegó al poder el padre del famoso al-Asad actual). Y la gente clamaba venganza… así que en 1973, sólo seis año después de la anterior, tuvo lugar la guerra del Yom Kippur.

Los egipcios aprovecharon la festividad judía del Yom Kippur para cruzar el Canal de Suez hasta la Península del Sinaí y atacaron a los israelíes. No habría sido posible sin ayuda rusa (era la Guerra Fría en su apogeo) para neutralizar a la aviación israelí. Mientras los sirios atacaron los Altos del Golán, tomándolos también por sorpresa.

Israel tardó en responder porque su ministra por entonces tomó una polémica decisión: mejor no responder con toda nuestra fuerza para que la opinión internacional nos vea como víctimas y mejorar nuestra imagen. Israel sufrió finalmente un número de bajas que a la opinión pública le pareció excesivo, pero frenaron la ofensiva árabe cerca de donde había empezado. Uno de los beneficiados fue el general Ariel Sharón, que lideró uno de los contraataques con éxito y aumentó mucho su popularidad. Así llegó a primer ministro de Israel.

Tanque israelí en la Península del Sinaí. By Israel Defense Forces [CC BY-SA 2.0 (http://creativecommons.org/licenses/by-sa/2.0)], via Wikimedia Commons
La guerra acabó cuando EEUU y demás potencias impusieron un alto el fuego a ambos bandos y mandaron tropas de la ONU a detener la guerra. Veían peligrar sus intereses e intervinieron.

 

Después de la guerra del Yom Kippur

Seis años después, en 1979, el presidente egipcio Anwar Sadat reconoció a Israel como estado y a cambio obtuvo la soberanía sobre la Península del Sinaí, en la que todavía quedaban fuerzas israelíes. También expulsó a los enviados soviéticos y pasó a dejarse querer por EEUU, lo que le valió un Premio Nobel de la Paz. Esto sentó fatal en la Líga de Países Árabes, de donde Egipto fue expulsado, y el presidente Sadat murió asesinado dos años después.

Los países árabes, humillados con decisiones occidentales y guerras perdidas, siguen con ganas de venganza. Como veis es una historia truculenta que dista mucho de haber acabado… y de donde se pueden ver implicaciones en la guerra en Siria y otros conflictos en la zona.

 

Volviendo al tema inicial, he leído en varios medios que el judoka egipcio había recibido amenazas para que se negase a competir contra un israelí, ya que sigue habiendo quien no reconoce a Israel como país. Viendo lo que le pasó al presidente Anwar Sadat, creo que expulsar al judoka por no dar la mano es totalmente excesivo. En muchos deportes de equipo se usan técnicas mucho más sucias para vencer al rival que no darle la mano, y no se expulsa a nadie de los juegos.

 

Espero que hayáis sobrevivido a este resumen poco resumido 🙂 y que estéis deseando jugar conmigo al juego sobre la batalla del Yom Kippur 😉

 

 

Hoy perdemos derechos

Hoy entra en vigor la Ley de Seguridad Ciudadana, ese insulto a nuestra inteligencia y atropello a nuestros derechos. Además algunos de los más fundamentales. Resumiendo un poco un artículo de eldiario.es, pero hay otros similares, comento lo más relevante.

Para empezar se acabó nuestro derecho de defensa. Si ahora un policía dice que no hiciste el stop, o que le miraste raro, da igual que haya doscientos testigos. Su palabra vale más que la tuya y punto. Si el delito es más grave un juez independiente tiene que revisar las pruebas, pero para las multas en las que nos vamos a ver nosotros, lo que diga el policía de turno va a misa. Que los hay razonables, pero los hay auténticos imbéciles.

La ley está llena de ambigüedades para poder colar por ahí lo que haga falta. Que te detengan varias horas sin darte explicaciones de nada por “perturbar la seguridad ciudadana”, o por “faltar al respeto y la consideración” a un policía, por ejemplo.

Pero es que ahora te pueden hacer cacheos “preventivos” si les parece algo sospechoso, sin dar explicaciones a nadie. Claro que la Defensora del pueblo ya ha pedido que se aumente el control de la fiscalía y los jueces sobre estos registros.

Por no hablar de que no se puede grabar a un policía si pueden “poner en peligro la seguridad personal o familiar del agente”. Que ya me dirás tú cómo mide eso un periodista. Pero es que resulta que la policía sí que te puede grabar en vídeo aunque ponga en peligro tu seguridad personal o familiar. Además de que matizar el derecho constitucional a la información en una ley administrativa es torticero cuando menos.

Y hay otras joyas, pero en comparación son menores. Buscar prostitutas y ejercer la prostitución no es un problema, ni aunque sea junto a un colegio, siempre que no suponga un riesgo para la seguridad vial… Pero es que ahora es delito hasta “ocupar la vía pública”, que ya me contarán… Y se autoriza a las fuerzas de seguridad a “repeler” los intentos de inmigrantes de cruzar la frontera…

 

Menuda vergüenza de Gobierno. Lo peor son las alternativas tan pobres que tenemos, pero es que lo de estos ya no puede ser más indignante.

 

Plataforma para las Libertades Europeas

La Plataforma para las Libertades Europeas es una red de ONGs europeas que luchan por los derechos civiles.

European Liberties Platform (ELP) is an informal network of European civil liberties watchdog non–governmental organizations (NGOs). The primary focus of the Platform is to support advocacy and mobilization efforts of its partner organizations and to boost the representation of human rights interests at national and European Union (EU) levels. Liberties.eu, the network’s human rights news and e-participation website, is the cornerstone of ELP. Liberties.eu serves as the backbone of ELP’s multilingual communication service with the aim of sharing and raising awareness about human rights issues across Europe.

 

La organización española Rights International Spain, que es parte de esta red, ha llevado a la Comisión Europea sus quejas sobre dos leyes aprobadas recientemente en España, por considerar que vulneran los derechos básicos que tenemos como europeos:

  • Ley de Justicia Gratuita
  • Ley de Seguridad Ciudadana y Código Penal

Han llevado sus quejas al ministerio, a los representantes políticos y a todas las instituciones españolas relacionadas, pero no han obtenido nada.

Denunciamos que la reforma de la Ley de Justicia Gratuita cercena el acceso a la justicia y a una revisión judicial eficaz. Con la reforma menos personas podrán beneficiarse del derecho a un abogado de oficio. […]

Denunciamos las tasas judiciales por vulnerar el principio de igualdad ante la ley. Si bien recientemente las personas físicas han quedado exentas del pago de estas tasas para acceder a la justicia, lo cierto es que siguen siendo discriminatorias al tener un impacto desproporcionado en las PyMes y algunas ONGs, en comparación con las grandes empresas (bancos, aseguradoras, etc.). Por ello, pedimos a la Comisión que inste a las autoridades españolas a su derogación total.

[…] Consideramos que las reformas propuestas a la Ley Orgánica del Poder Judicial, así como la Ley de Enjuiciamiento Criminal, son reformas parciales e insuficientes, por lo que solicitamos que sean retiradas en tanto no se realice un proceso de consulta con expertos y sociedad civil con el objetivo de alcanzar una efectiva reorganización y modernización del sistema judicial. […]

Denunciamos que la nueva Ley de Seguridad Ciudadana y el Código Penal suponen una clara vulneración al principio de seguridad jurídica y de respeto a los derechos fundamentales. Denunciamos la amenaza que suponen estas leyes para los derechos a la libertad de expresión y de reunión, la vaguedad de muchos de sus preceptos (lo que puede conllevar una aplicación arbitraria de las sanciones) y que la enmienda que legaliza las devoluciones desde Ceuta y Melilla entra en clara contradicción con el propio derecho de la UE. Se solicita, por tanto, que se deroguen ambas reformas.

Denunciamos que, al tramitar todo este paquete de reformas, no se haya respetado un procedimiento adecuado, al no haberse llevado a cabo por parte del Gobierno una verdadera consulta con la sociedad civil y los expertos en materia de derechos humanos. Solicitamos que la Comisión recuerde a España que toda reforma legal debe ser sometida a una adecuada consulta pública, llevándose a cabo evaluaciones de impacto, asegurándose el consenso de todos los partidos, en la medida de lo posible, así como el respeto al principio de seguridad jurídica.

Sus reclamaciones tienen mucho sentido y simplemente solicitan a la Comisión Europea que tome medidas ante la vulneración de los valores fundamentales de la Unión Europea. Para ello se puede colaborar “firmando” la petición a la Comisión a través de Liberties.eu. Dudo que sirva de algo, pero si no hacemos nada tampoco cambiará nada…

 

 

 

 

El surrealismo real de 100 años de Soledad

100

Todavía no había leído 100 años de soledad. Craso error. El hecho de que de adolescente “Crónica de una muerte anunciada” y “El coronel no tiene quien le escriba” me aburrieran soberanamente hizo que empezar una obra del mismo autor famosa porque todos sus personajes se llaman igual me pareciera una empresa árida y poco apetecible.

Nada más lejos de la realidad. Estoy acabándolo todavía (no spoilers, please) pero es un libro que a ratos – y bastante frecuentes – me hace estallar en carcajadas, me maravilla por la imaginación y el gusto con el que está escrito y me sobrecoge en los momentos más dramáticos.

Acabado el peloteo al difunto señor García Márquez, lo que hoy me ha indignado es el parecido de algunas de sus escenas a la política española actual. He publicado estos links en facebook, así que algunos de ustedes supongo que los habrán leído, pero es que este nivel de surrealismo que yo solo creía posible en el México más kafkiano (la famos frase “Si Franz Kafka fuera mexicano, sería costumbrista”) me enervan. Pasen y vean:

De 100 años de soledad:

“Los decrépitos abogados vestidos de negro […] desvirtuaban estos cargos con arbitrios que parecían cosa de magia. Cuando los trabajadores redactaron un pliego de peticiones unánime, pasó mucho tiempo sin que pudieran notificar oficialmente a la compañía bananera. Tan pronto como conoció el acuerdo, el señor Brown […] desapareció de Macondo junto con los representantes más conocidos de su empresa. Sin embargo, varios obreros encontraron a uno de ellos el sábado siguiente en un burdel, y le hicieron firmar una copia del pliego de peticiones cuando estaba desnudo con la mujer que se prestó para llevarlo a la trampa. Los luctuosos abogados demostraron en el juzgado que aquel hombre no tenía nada que ver con la compañía, y para que nadie pusiera en duda sus argumentos lo hicieron encarcelar por usurpador. Más tarde, el señor Brown fue sorprendido viajando de incógnito en un vagón de tercera clase, y le hicieron firmar otra copia del pliego de peticiones. Al día siguiente compareció ante los jueces con el pelo pintado de negro y hablando un castellano sin tropiezos. Los abogados demostraron que no era el señor Jack Brown, […] sino un inofensivo vendedor de plantas medicinales, nacido en Macondo y allí mismo bautizado con el nombre de Dagoberto Fonseca. Poco después, frente a una nueva tentativa de los trabajadores, los abogados exhibieron en lugares públicos el certificado de defunción del señor Brown, autenticado por cónsules y cancilleres […] . Cansados de aquel delirio hermenéutico, los trabajadores repudiaron a las autoridades de Macondo y subieron con sus quejas a los tribunales supremos. Fue allí donde los ilusionistas del derecho demostraron que las reclamaciones carecían de toda validez, simplemente porque la compañía bananera no tenía, ni había tenido nunca ni tendría jamás trabajadores a su servicio, sino que los reclutaba ocasionalmente y con carácter temporal. De modo que se desbarató la patraña […] , y se estableció por fallo de tribunal y se proclamó en bandos solemnes la inexistencia de los trabajadores.”

Las noticias de hoy:

La no prórroga del juez Ruz

€600.000 de nada

En fin… suma y sigue.