Archivo de la etiqueta: literatura

Cinco libros recomendados por Bill Gates

Como todos los años, Bill Gates nos recomienda cinco libros para leer en verano. Ni me habría molestado poner la lista aquí si no fuera porque precisamente el primero ya lo tenía descargado para leer 🙂 .

Y tampoco me quiero apuntar el tanto, que a mí me lo recomendó Tas primero, no Bill Gates. Ya le hemos pedido la lista de los cinco libros recomendados a Tas, que espero publique en este blog próximamente 😉 .

Aquí val la lista:

Seveneves de Neal Stephenson

Es un autor que me gusta desde hace años. Me ganó con A Diamond Age y Snow Crash, novelas de ciencia ficción que me parecieron la primera visionaria, y la segunda muy divertida, ambas dentro de la ciencia ficción.

En este caso la novela parte de la explosión de la luna en siete fragmentos, que acabarán con la vida en la Tierra tal y como la conocemos…

Está también nominada a los premios Hugo de ciencia ficción.

 

How Not to Be Wrong de Jordan Ellenberg

Es una visión matemática, basada en la lógica, de muchos aspectos del mundo. No pretende ser una explicación del origen del mundo ni de cuestiones existenciales, sino una mirada lógica al funcionamiento del mundo actual.

 

The Vital Question de Nick Lane

Intenta responder a ¿Por qué es la vida como es? Busca una explicación científica, basada en el comportamiento de la energía y su influencia en la biología.

 

The Power to Compete de H. y R. Mikitani

Padre e hijo, empresario y economista japoneses, analizan cómo puede salir Japón del estancamiento económico, de educación, social, etc. en un análisis que se puede aplicar a cualquier país del mundo.

El padre es fundador de Rakuten, una de las empresas de internet más grandes del mundo, y su hijo le entrevista aportando el análisis.

 

From Animals into Gods de Yuval Noah Harari

Es una historia de la Humanidad en un solo tomo resumido y centrándose en los aspectos sociológicos: ¿Cómo y por qué aparecieron el dinero, la religión o los estados? ¿Ha sido la gente más feliz al ir avanzando la Historia? ¿Por qué desaparecieron los otros homínidos?

 

 

 

Por si os interesa alguno de ellos 😉 . Yo estoy leyendo el primero y me está gustando, aunque no llevo mucho leído.

 

 

Terry Pratchett D.E.P.

Con sólo 66 añitos nos ha dejado uno de los maestros de la imaginación más fantasiosa y diviertida. El 12 de Marzo falleció en su casa Terry Pratchett, escritor. Dicen en los periódicos que sólo J.K. Rowling ha vendido más libros que él en el Reino Unido, aunque supongo que fuera de la pérfida Albion no es ni la mitad de conocido que la autora del niño tonto ese.

Recibió la medalla de la Orden del Imperio británico, el doctorado Honoris Causa en Literatura por las Universidades de Warwick y Portsmouth y, en 2009, el título de caballero del Imperio Británico, que le convirtió en Sir Terry Pratchett.

 

Él fue el creador de uno de los mundos de fantasía más absurdos y divertidos: Mundodisco.

Discworld

 

Imposible olvidar a su mago Rincewind, el baúl con patas, LA MUERTE, 00el bibliotecario de la Universidad Invisible, los guardias de Ankh-Morpork… Al que nunca se haya atrevido le recomiendo leer alguna de sus novelas.

 

 

El surrealismo real de 100 años de Soledad

100

Todavía no había leído 100 años de soledad. Craso error. El hecho de que de adolescente “Crónica de una muerte anunciada” y “El coronel no tiene quien le escriba” me aburrieran soberanamente hizo que empezar una obra del mismo autor famosa porque todos sus personajes se llaman igual me pareciera una empresa árida y poco apetecible.

Nada más lejos de la realidad. Estoy acabándolo todavía (no spoilers, please) pero es un libro que a ratos – y bastante frecuentes – me hace estallar en carcajadas, me maravilla por la imaginación y el gusto con el que está escrito y me sobrecoge en los momentos más dramáticos.

Acabado el peloteo al difunto señor García Márquez, lo que hoy me ha indignado es el parecido de algunas de sus escenas a la política española actual. He publicado estos links en facebook, así que algunos de ustedes supongo que los habrán leído, pero es que este nivel de surrealismo que yo solo creía posible en el México más kafkiano (la famos frase “Si Franz Kafka fuera mexicano, sería costumbrista”) me enervan. Pasen y vean:

De 100 años de soledad:

“Los decrépitos abogados vestidos de negro […] desvirtuaban estos cargos con arbitrios que parecían cosa de magia. Cuando los trabajadores redactaron un pliego de peticiones unánime, pasó mucho tiempo sin que pudieran notificar oficialmente a la compañía bananera. Tan pronto como conoció el acuerdo, el señor Brown […] desapareció de Macondo junto con los representantes más conocidos de su empresa. Sin embargo, varios obreros encontraron a uno de ellos el sábado siguiente en un burdel, y le hicieron firmar una copia del pliego de peticiones cuando estaba desnudo con la mujer que se prestó para llevarlo a la trampa. Los luctuosos abogados demostraron en el juzgado que aquel hombre no tenía nada que ver con la compañía, y para que nadie pusiera en duda sus argumentos lo hicieron encarcelar por usurpador. Más tarde, el señor Brown fue sorprendido viajando de incógnito en un vagón de tercera clase, y le hicieron firmar otra copia del pliego de peticiones. Al día siguiente compareció ante los jueces con el pelo pintado de negro y hablando un castellano sin tropiezos. Los abogados demostraron que no era el señor Jack Brown, […] sino un inofensivo vendedor de plantas medicinales, nacido en Macondo y allí mismo bautizado con el nombre de Dagoberto Fonseca. Poco después, frente a una nueva tentativa de los trabajadores, los abogados exhibieron en lugares públicos el certificado de defunción del señor Brown, autenticado por cónsules y cancilleres […] . Cansados de aquel delirio hermenéutico, los trabajadores repudiaron a las autoridades de Macondo y subieron con sus quejas a los tribunales supremos. Fue allí donde los ilusionistas del derecho demostraron que las reclamaciones carecían de toda validez, simplemente porque la compañía bananera no tenía, ni había tenido nunca ni tendría jamás trabajadores a su servicio, sino que los reclutaba ocasionalmente y con carácter temporal. De modo que se desbarató la patraña […] , y se estableció por fallo de tribunal y se proclamó en bandos solemnes la inexistencia de los trabajadores.”

Las noticias de hoy:

La no prórroga del juez Ruz

€600.000 de nada

En fin… suma y sigue.