Archivo de la etiqueta: política

Sin Gobierno

La distancia entre lo que necesita España y lo que quieren sus políticos me temo que es demasiado grande. Voy a hacer un análisis casero y lleno de opiniones personales, que animo a criticar duramente en los comentarios de esta entrada 🙂 .

Estuve esta semana escuchando a Manuel Campillo hablar un poco de política e historia. La verdad es que es una gozada, y con sus enseñanzas y mis cavilaciones me ha salido esta entrada. Me ha quedado un poco largo, pero espero que sea interesante, aunque sólo sea para cuestionarlo.

 

El furgón de cola

Dicen los que saben de esto que España lleva un atraso democrático de varios siglos con respecto al norte de Europa. En el siglo XVI Europa iba despertando del letargo medieval después de 1.000 años. El pensamiento renacentista había resucitado la ciencia y la razón, lo que trajo importantes avances tecnológicos. El poder de los mercaderes iba creciendo y se iba cuestionando cada vez más a los señores feudales y la todopoderosa iglesia romana que los mantenía a todos unidos.

Por aquel entonces empezaron a construir la Basílica de San Pedro, y para financiarla empezaron a vender indulgencias como locos. El dinero iba hacia Roma y hacia los bolsillos de obispos y señores de la Iglesia Católica. En el norte de Europa, que estaban hasta las narices de estos desmanes de la Iglesia, y que además querían más independencia política de Roma, se formó el caldo de cultivo perfecto para la famosa reforma protestante de Lutero.

Y aquí es donde partimos peras el sur con el norte para siempre. Mientras el pensamiento reformista (religioso y político) cundía en el norte de Europa, en España e Italia nos erigimos como defensores del orden antiguo. Mientras en el norte cuestionaban a sus reyes y sus iglesias y se reformaban leyes y naciones, en el sur poníamos en marcha la Inquisición romana para que nadie osara pensar diferente ni cambiar nada que amenazase el poder absoluto del rey y del Papa. La ciencia y el pensamiento crítico desterrados.

A golpe de reforma progresiva (Inglaterra) o revolución (Francia) todas las naciones europeas fueron avanzando hacia cámaras representativas, constituciones, etc. El Parlamento del Reino Unido o la Revolución francesa son del siglo XVIII. El poder fue pasando hacia los burgueses y el cambio de mentalidad fue muy significativo.

Mientras en España seguíamos en la Edad Media. Las mentes se forjaron en el miedo, la picaresca como modo de vida, la corrupción de los poderosos, y todas esas cosas que nos definen hasta hoy en día. En España nunca se ha producido una reforma real ni una revolución, porque los ciudadanos españoles no la hemos promovido en 400 años. Europa nos trajo la democracia en el siglo XX y nos forzó a hacer cambios para salir del oscurantismo y los poderes absolutos. Pero seguimos siendo muy parecidos.

 

La situación actual

La situación actual podría llevar a la esperanza. Me refiero a la esperanza de que por fin en España se haga una reforma real, empezando por nuestra oxidada constitución. De que la voluntad de los ciudadanos sea de verdad quitarnos la naftalina de encima y ponernos al día en muchas cosas. Y no hablo de izquierdas o derechas, sino de cultura democrática, representatividad, laicidad del estado, etc.

Podemos pensar que en España se vive mejor que en Francia o Inglaterra, pero es un espejismo. Durante unas décadas disfrutamos de ser la mano de obra barata de Europa, y las generaciones anteriores capitalizaron aquella abundancia de trabajo en forma de una calidad de vida que puede que no tengan los trabajadores de otras zonas de Europa. Sin embargo todo eso se acabó para no volver. Perderemos todo eso y mucho más si no nos ponemos en marcha ya.

En el mundo de los sueños el PSOE debería dialogar con Podemos y con Ciudadanos como fuerzas reformistas (en España esta palabra asusta). Esto obligaría al PP a no quedarse fuera y a pactar unas reformas consensuadas que nos hicieran avanzar hacia adelante por fin. Un auténtico cambio en España donde pudiéramos salir con unos poderes renovados, una limpieza de la corrupción en profundidad, una educación y sanidad estables, y un estado federal (monárquico si se quiere) que diera respuesta a algunos problemas.

 

Pero los políticos nos representan…

El problema es que los políticos son reflejo del resto de ciudadanos. Por un lado Podemos juega sus cartas, dominando las reglas del juego y usándolas para ganar la partida. No me extrañaría que como libro de cabecera tuvieran El Príncipe. Desde el primer momento tras el recuento de votos juegan a posicionarse para las siguientes elecciones, no buscan la reforma ni la mejoría de España. Buscan el poder.

Por otro lado el PP, corrupto hasta la médula, último bastión de la contrarreforma, que no va a cambiar nada si no se ve obligado. Para más vergüenza de los españoles, se negó a intentar formar gobierno, dejando a España sumida en un limbo del que nadie sabe cómo sacarnos.

Mientras el PSOE, lisiado en sus luchas internas de poder, incapaz de hacer un cambio real y escapar de sus caciques regionales, duda entre lo que debe hacer y lo que le conviene hacer. Sus bases y su ideología pueden impulsar la reforma moderada que necesitamos, pero sus líderes están tocados y Podemos juega a reventarle la partida.

Ciudadanos asiste al espectáculo sin poder hacer mucho. Creo que tienen la altura política suficiente como para unirse a un grupo reformista si surgiese, pero no creo que se les dé la opción.

Pactar significa ceder. Los ciudadanos españoles todavía vemos el pacto como debilidad. Nos parece bien que pacten siempre que sea la otra parte la que cede. Si los nuestros ceden en una negociación ya no les votamos más. Los ciudadanos españoles no queremos reforma, queremos que todo siga como está, que los nuestros ganen humillando al rival. Destrucción del medioambiente, pobreza, falta de derechos y otras miserias me dan igual mientras no me toquen. Para eso voto, para que mis representantes se aseguren que la mierda les llega a otros al cuello pero a mí no.

Y los políticos en el fondo se limitan a representarnos…

 

 

 

Disculpad el tocho, necesitaba desahogarme 🙂 .

 

 

Ya no me resisto

He intentado no cagarme en todos los políticos a través de nuestro blog, pero ya no me resisto.

La gota que ha colmado el vaso es que el señor Gómez de la Serna ha acabado recogiendo su acta de diputado. ¡Pero qué poca vergüenza! ¡Y todo va a seguir igual! Encima no lo van a echar de su partido para que no se pase al grupo mixto y perder un escaño nada más empezar…

Hay grabaciones de este señor gestionando mordidas por conseguir contratos de empresas españolas en el extranjero. Hasta que no se pronuncie un juez todo es “supuesto”, pero vamos, la cosa huele de lejos. El embajador Gonzalo de Arístegui ya ha dimitido, y a ambos el PP les ha abierto expediente disciplinario.

Todo esto en plena campaña electoral, y aún así el PP es el partido más votado en España. El tío se esconde en casa, se niega a quitarse de la lista, y ahora va y recoge el acta de diputado a través de un procurador. Aún no se le ha visto el pelo, pero el tío ya tiene el culo cubierto cuatro años más.

Y habrá otras elecciones en dos o tres meses, y me extrañaría que no saliese otra vez lo mismo.

 

Los demás partidos son a cada cual de menos fiar, pero es que lo de estos ya clama al cielo.

 

Programas electorales

Ala, ya me he desahogado un poco. Aquí os dejo los programas electorales para revisar en los próximos meses antes de las próximas elecciones de Marzo:

 

 

 

El infame TTIP

 

Los argumentos de los partidarios

Supongo que todo tiene dos versiones. Sin embargo la información que ofrecen los órganos oficiales de la Unión Europea da bastante miedo ¡porque dicen lo mismo! Aquí va un ejemplo:

A mí me preocupa la manera de resolver las disputas entre empresas y gobiernos. No puede ser un órgano de consultores privados el que pueda hacer pagar con nuestros impuestos los “perjuicios” que les causemos a las empresas con leyes que regulen el medioambiente o nuestra salud.

En este documento oficial intentan explicarnos cómo todos nuestros temores son infundados. En la página 7 intentan explicar por qué mi anterior miedo no tiene sentido, ¡pero dicen lo mismo que os he escrito yo! Dan por hecho de que cosas como las que se explican en el vídeo sobre el NAFTA y las empresas de fracking son normales.

 

Más argumentos vacíos

La teoría suena bien, al menos en cuanto a la economía y el comercio se refieren. Va a haber más crecimiento, más trabajo y vamos a impulsar la economía europea. Lo de siempre, la economía crece cuando los ricos se hacen más ricos, aunque los pobres se hagan más pobres. Más trabajo y peor trabajo ya llevamos unos años que parecen la misma cosa. Así que por ahí mal camino.

Ya somos mayorcitos como para ver que nuestros derechos laborales están en juego. El argumento oficial para rebatirlo es que tanto EEUU como la UE respetan las directrices de la OIT. Vamos, los mínimos que evitan la esclavitud.

Y cuando se les cuestiona la falta de transparencia el argumento es que “the TTIP talks are the most open ever for a trade deal”… ¿For a trade deal? O sea que tenemos que estar contentos porque normalmente todavía lo hacen más a la espalda. Gracias.

Tengamos en cuenta que todo esto lo está negociando la Comisión Europea, donde hay cabezas tan lúcidas como la de nuestro representante, el señor Arias Cañete.

 

Señales de que algo va mal

Personalmente tengo como periodista sin tacha a Iñaki Gabilondo, por eso me intranquiliza escucharle hablar llamando la atención sobre la importancia del tratado, e intentando no posicionarse:

 

Este fin de semana incluso los alemanes se echan a la calle en Berlín para protestar en contra del TTIP. Estaban convocados por grupos medioambientales, ONGs y los partidos de izquierdas. Pero en España los partidos políticos parecen bastante al margen del asunto, lo cual me escama todavía más. Si a todos les parece bien es que la cosa está muuuu malita 🙁 .

 

Hablando del beneficio o perjuicio para el ciudadano medio europeo ¿es tan malo como lo pintan? ¿realmente nos va a traer a cada uno más prosperidad?

 

 

Propuestas para la Constitución

Es una noticia de principios de mes pero yo me entero ahora. Como supongo que alguno de los lectores de este blog tampoco se habrá enterado, me hago eco aquí de algo interesante.

Amnistía Internacional, Oxfam y Greenpeace han hecho una propuesta de modificación de la Constitución Española. Lógicamente cada una ha aportado en su área de acción, pero han decidido hacer frente común con la campaña Blinda tus derechos.

Van a mandar una petición a los partidos políticos para que garanticen nuestros derechos en la Constitución Española. Y van a hacer una ronda con los partidos para explicarles en persona qué consideran necesario que lleven en los programas electorales (noticia en rtve.es)

El informe completo se puede descargar en la web de Oxfam:

http://www.oxfamintermon.org/es/documentos/07/07/15/una-reforma-constitucional-para-blindar-tus-derechos

 

La Constitución Sagrada

Ya vale de usar la Constitución de forma interesada. Cuando se habla de nacionalismos, resulta que es sagrada. Cuando se habla de justicia universal o derechos, todo es matizable por leyes a conveniencia del partido en el gobierno.

La Constitución está para ir arreglándola y que no se quede vieja. Anda que no tienen enmiendas otros países que han ido corrigiendo cosas que se han superado o ha hecho falta reforzar.

Mi esperanza es que si tres organizaciones como éstas proponen una revisión, va a ser difícil que nadie critique la propuesta, y así entremos en un debate serio de qué hay que cambiar.

 

Puta barata

José Luis Valladolid Lucas, alcalde de Villares del Saz, ha afirmado en Facebook que la líder de la oposición de en su comunidad es una “puta barata podemita”. Lo recogen todos los periódicos, sin excepción, aunque alguno lo hace en su sección de noticias de pago…

Foto del puto alcalde de Villares del Saz

Lo ha hecho públicamente. También ha escrito que lo que le molesta a su opositora política es no poder colocar a dedo a los “lamepollas” de su partido. Todo porque la citada opositora comentaba una noticia de un periódico en Facebook pidiéndole a este sinvergüenza que “dejara trabajar al gobierno”.

No ha parado ahí, ha dicho en los comentarios de la misma noticia varias burradas más. Ha arremetido contra la web de noticias que publicaba la noticia diciendo que son “peor que el ébola” y “los rojos que comentan” son “peor que la lepra”.

Él mismo ha salido al paso de las críticas que le han llovido diciendo que se trata de “un desafortunado comentario” y, lo mejor de todo…

“Vista la repercusión de mi desafortunado comentario pido perdón por mis palabras, en ningún momento pretendía insultar”

Si este artículo llega a mayores, y alguien pretende recriminarme algo, pido ya perdón por mis desafortunadas palabras. No pretendía insultar a este puto alcalde podemita, que es peor que el ébola y la lepra, ni a sus defensores lamepollas. Pido mil veces perdón.

Pero es que este señor no es un ciudadano anónimo como yo. Este señor es un representante público, cuyo sueldo pagamos entre todos, y que a todos nos debe un mínimo respeto y educación.

 

Pasividad = Beneplácito

Lógicamente una parte de su partido se lo ha recriminado, pero a otra parte no le ha parecido tan mal. Porque como hay peores, esto no es para tanto. Y ya está.

Y que su partido tenga enquistados a machistas y retrógrados que no van a salir de ahí ni con lejía es problema de su partido. Pero que el pueblo de Villares del Saz y todo Cuenca no clamen para que este señor se vaya a su casa y se ponga a trabajar de una vez… eso no lo comprendo.

Esto no es machismo de bajo nivel, es machismo grueso de toda la vida.

 

Y si no, pues cambiamos la ley

Ya el colmo es que el Gobierno, con mayoría absoluta, ha presentado hoy mismo una reforma electoral para que sea alcalde el candidato más votado. Con tal de que llegue al 35% de los votos, da igual que sea el único representante de su extremo político y que el resto de grupos afines sumen el 65% de los votos. Es más, prohíbe expresamente las coaliciones para dirigir ayuntamientos.

A mí no me gusta la composición del ayuntamiento de Pamplona, ni del Gobierno de Navarra, pero la hemos elegido los ciudadanos. Cambiar la ley me parece ruin.

Con elecciones generales a la vista que probablemente les quiten del poder, esta propuesta de reforma apesta. Pero también apesta que intenten tener cerrados los presupuestos de 2016 quince días antes de perder el Gobierno.

¿Por qué no prohibimos las mayorías absolutas? ¿Por qué no se aprueba un mínimo código ético para los políticos?

 

Aaaaaaaaaaaarg.