Archivo de la etiqueta: privateer press

La Era de Sigmar

Warhammer intenta adaptarse a los nuevos tiempos con una edición muy diferente.

Es difícil que alguien no haya oído hablar de Warhammer. Ese juego de miniaturas de precio desorbitado en el que enormes ejércitos se enfrentan en una mesa decorada con escenografía. La empresa Games Workshop creó una historia interesante y una estética visual propia para enganchar a millones de personas el todo el mundo. Las miniaturas son caras, pero aun así las vendían gracias a todo lo que había detrás (libros, torneos, películas, juegos de ordenador, etc.).

Con el empobrecimiento general de la clase media de los países desarrollados, y el aumento de la competencia, las cifras de Games Workshop han ido cayendo año tras año. Juegos como Infinity (de los españoles Corvus Belli) o Warmachine (de los americanos Privateer Press) le han ido robando clientes, manteniendo un precio de entrada menor y una calidad de las miniaturas muy alta.

Los lastres de Warhammer

El universo de Warhammer se había diversificado tanto durante estos años que el número de diferentes razas con las que jugar era enorme. Esto obligaba a Games Workshop a mantener un catálogo enorme, cuando la mayor parte de las ventas eran sólo de una pequeña parte de ese catálogo. Sin embargo los costes fijos (diseñadores y moldes) ya los habían pagado para todo el catálogo y no había manera de recuperar ese dinero. Era urgente reducir el número de ejércitos.

Otra barrera era el precio de las reglas. El manual de reglas y el libro específico de cada ejército costaban más de 100€, lo cual era una barrera alta de entrada al juego. Especialmente cuando sus competidores estaban diseñando reglas gratuitas, y dedicándose a vender miniaturas. Actualmente hay además muchas reglas para juegos de miniaturas, muchas gratuitas, y mucho mejores que las de Warhammer. El precio del libro se justificaba con unas ilustraciones a todo color, fotos de detalle de miniaturas, etc. pero para muchos aficionados esto no valía ese dinero.

Para colmo de males cambian las reglas cada 2 años, por lo que el dinero invertido en los libros deja de tener valor, y se producen constantes “edition wars” en las que los aficionados discuten interminablemente sobre si los cambios son a mejor o a peor.

La Era de Sigmar

Ahora que están al borde del precipicio es cuando han decidido cambiar por fin de dirección. Les ha costado, más de lo que debería, pero parece que lo van a intentar. La nueva edición se llama “La Era de Sigmar” y ya no hablan de “Warhammer Fantasy Battles”, sino de “Warhammer: La Era de Sigmar”. ¿Qué significa?

  • Las reglas básicas ocupan 4 páginas y son gratuitas.
  • Las reglas de cada ejército te las regalan al comprar las miniaturas.
  • Todos los ejércitos han quedado reducidos a 4 facciones.

Eso en cuanto a los cambios sustanciales. Luego están todos los cambios menores que hacen las delicias de los haters e inflaman las edition wars en internet.

  • Las miniaturas ahora tienen peanas redondas en lugar de cuadradas (¡Nooo! ¡Es el fin del mundo!)
  • No hay que saberse cincuenta mil reglas especiales para cada ejército (¡El juego ya no tiene personalidad!)
  • Ha desaparecido el sistema de puntos por miniatura para equilibrar ejércitos (¡Me costó 2 años descubrir cómo explotar el sistema anterior!)
  • Han avanzado la historia del juego (¡Ya no podré presumir de saberlo todo del universo de Warhammer!)

Lo que buscan también es que las partidas puedan ser más cortas y no haga falta una tarde entera. Son conscientes de que tienen que competir con una oferta de entretenimiento muy amplia y dedicar 4 horas seguidas a una partida es demasiado. Sus competidores ya lo están haciendo así.

Y a cuánto me sale oiga

Venden una caja de iniciación con dos ejércitos básicos por 100€, y tiene todo lo necesario. Esto es más o menos 50€ por jugador, lo cual es bastante más razonable que antes. Eso sí, cualquier caja de miniaturas adicional son otros 100€, por lo que sigue siendo un juego caro.

Han reducido la barrera de entrada, no intentan venderte libros carísimos, y te dejan usar todas tus miniaturas. Yo creo que es un cambio lógico y bastante acertado en su estrategia, sobre todo viendo la ruina a la que les estaba llevando la anterior. Ya veremos que volumen de ventas pueden alcanzar de un juego tan caro.

Tirar los precios de las miniaturas, que es lo que la gente pedía, desde luego no era una solución para ellos. Su negocio son miniaturas de gran calidad, competir en precio es el suicidio. Además han hecho experimentos con miniaturas de esas que tienen pocas ventas, bajándolas sensiblemente de precio, y no han subido sus ventas. Por ahora manteniendo el precio y reduciendo el catálogo lo que van a hacer es mejorar sus márgenes considerablemente.

Mi opinión

Las nuevas reglas son básicas, pero tampoco hace falta más. No me gusta que un ejército haga su turno entero, y luego vaya el otro, me parecen mejores los sistemas que alternan unidades. Pero Warhammer ya era así, así que eso no ha empeorado. La simplificación de las reglas tampoco le quita opciones. Que la estrategia de un jugador sea la combinación de reglas semi-desconocidas no le aportaba profundidad táctica a un juego.

Me parece un buen cambio de rumbo, veremos qué más tienen preparado. En cualquier caso veo complicado que mejoren los números de Games Workshop si mantienen esos precios, desafortunadamente somos todos más pobres que antes, y tenemos muchas más opciones interesantes en las que gastar nuestro dinero.